cuanto-dura-cirugia-obesidad.jpg

RESUMEN

Paciente mujer de 35 años, que consulta por reganancia de peso. Al momento de la consulta con 87.4 kilogramos, altura 1.6 m, IMC 34.1. No alergias medicamentosas conocidas. Se le realizó un POSE en febrero del 2020, balón intragástrico en septiembre del 2020, APOLLO en marzo del 2021, bajó de 99 kg a 63 kg. Operada de várices en miembros inferiores. No diabética, no hipertensa. Reflujo gastroesofágico, gonartralgias severas, no apneas. Reglas normales, no ovario poliquístico. Leve esteatosis hepática.


ballesta-1200x800.jpg

8 noviembre, 2022 Cirugía laparoscópica0

RESUMEN

Se describe el caso clínico de una paciente de sexo femenino de 59 años de edad procedente de Barcelona, con antecedente de trastorno de ansiedad tratado con trankimazin, antecedente quirúrgico de amigdalectomía, hernioplastía inguinal izquierda, histerectomía y fenestración de quistes hepáticos. Acude a consulta por presentar discreto dolor en cuadrante superior derecho, se diagnostica quistes hepáticos simples los cuales se tratan mediante cirugía laparoscópica. La paciente evolucionó favorablemente y fue dada de alta sin problemas.

INTRODUCCIÓN

En algunas ocasiones en exámenes de rutina se encuentran quistes hepáticos, que en su mayoría se tratan de quistes simples, los cuales son más frecuentes en las mujeres generalmente a partir de la quinta década de la vida, estos quistes pueden ser asintomáticos o provocar síntomas cuando alcanzan tamaños mayores a 5 cm de diámetro como dolor abdominal, náuseas o saciedad precoz, muy raramente se complican con hemorragia, infección o ruptura. El diagnóstico se realiza mediante una evaluación clínica y por exámenes de imágenes como ecografías, tomografías o resonancias magnéticas. Existen diagnósticos a tener en cuenta como abscesos, quistes hidatídicos, enfermedad poliquística, cistoadenoma, cistoadenocarcinoma y tumores necróticos. La mayoría de pacientes no requiere tratamiento quirúrgico, sólo aquellos que presentan síntomas con presencia de quistes de gran tamaño.


figura1.jpg

CASO CLÍNICO
Tratamiento del dolicocolon por laparoscopía
RESUMEN
Se describe el caso clínico de una paciente de sexo femenino de 40 años de edad procedente de Barcelona. Acude a consulta por presentar dolor abdominal persistente y estreñimiento crónico. Se diagnostica dolicomegcacolon y se trata mediante cirugía laparoscópica realizándose una hemicolectomía subtotal. La paciente evoluciona favorablemente y es dada de alta sin problemas.
INTRODUCCIÓN
El dolicomegacolon es una patología que consiste en la presencia de un colon más largo de lo normal, entre dos y tres veces su tamaño normal. Es poco frecuente, tiene un origen congénito o adquirido, se presenta generalmente en personas delgadas. Los síntomas principales por los que los pacientes acuden a consulta son el estreñimiento, dolor y distensión abdominal. El dolicocolon afecta principalmente al colon descendente y al colon sigmoides, mientras el dolicomegacolon afecta a todo el colon en su totalidad.  A menudo, esta condición también se asocia con la dilatación del colon, como ocurre en la enfermedad de Hirschsprung, Chagas, etc. El diagnóstico se realiza a través de una correcta historia clínica y exámenes de imágenes como RX de colon contrastado, tomografías abdominales o colonoscopías. Puede producir complicaciones de no tratarse, como son vólvulos, impactaciones fecales y suboclusiones intestinales. El tratamiento de los síntomas generalmente se basa en cambios de los estilos de vida utilizando una dieta con fibra e hidratación adecuadas, posteriormente con medicamentos; de no funcionar dicho tratamiento se opta por el tratamiento quirúrgico, que implica la resección del colon excedente, que debe ser realizado por laparoscopía de no presentarse una contraindicación para dicho procedimiento.

mari-carmen-1200x650.jpg

Soy Mari Carmen García hoy hace un año que me realizó el doctor Ballesta un Bypass Gastrico y aparte de dejar mi «pastillamen» para el azúcar, tensión, colesterol y demás. No puedo resistirme a compartir como me ha cambiado la vida hasta el extremo de que en mi pueblo no me conocen y alguna vez me han preguntado si soy del pueblo o he venido de fuera a vivir. Gracias a todo el equipo por la vida que me han dado.
 

Portada-Blog.png

Es sabido que después de una cirugía de la obesidad, hay un pequeño número de pacientes que pueden recuperar parte del peso perdido.

Esta posibilidad está en relación con tres factores:

1º El tipo de operación que le realizaron para perder peso.

2º El cumplimiento del seguimiento y los controles postoperatorios por parte del paciente.

3º La modificación y cantidad de la ingesta calórica y gasto energético, que en parte viene condicionada por el tipo de operación que le realizaron y el estilo de vida del paciente operado.

La elección adecuada de la operación primaria es de suma importancia y condiciona el resultado final de la pérdida del peso sobrante y de la posible reganancia del mismo.

Después de 30 años con especial dedicación a la cirugía de la obesidad y miles de pacientes tratados y analizados, lo que nos ha merecido ser Centro de Excelencia acreditado por la IFSO (Federación Internacional de la Cirugía de la Obesidad y Enfermedades Metabólicas), podemos afirmar varios puntos:

-No a todos los pacientes hay que realizarles la misma operación. Si le sobran diez o quince kilos no se someta a cirugía (IMC < 33 Kg/m2). La elección de la colocación de un balón intragástrico o la realización de un APOLLO o Endomanga, pueden ser la primera elección, aunque desgraciadamente el fracaso de estas técnicas es alto, sino se logra una modificación del estilo de vida y hábitos dietéticos.

-Si el exceso de peso es superior a treinta ó treinta y cinco kilos (IMC 33-37 Kg/m2) y no tiene enfermedades asociadas como la diabetes o la hipertensión, la realización de una operación restrictiva pura como la Manga gástrica o Sleeve gástrico, puede estar indicada; teniendo en cuenta que el incumplimiento de los puntos 2º y 3º por parte del paciente hará que la operación fracase o regane el peso perdido a partir del primer año de haberse realizado la intervención.

Realización de una técnica de endoscopia bariátrica.
Realización de una técnica de endoscopia bariátrica.

-Cuando sobran más de treinta y cinco kilos, (IMC ≥37 Kg/m2) y tenemos enfermedades asociadas como diabetes, hipertensión, apneas, etc.  La operación a realizar será una técnica mixta, tipo By-pass gástrico, adaptado al IMC del paciente.

Esta es la operación que mejores resultados da, la que más se realiza en todo el mundo, y la que menos reganancia de peso tiene a largo plazo (15-20 años) y con menos efectos secundarios.

Realización de un Bypass Gástrico Laparoscópico.
Realización de un Bypass Gástrico Laparoscópico.

-Cuando el exceso de peso es de cien o doscientos kilos (obesidades extremas), la indicación de un By-pass Ileal – SADI, que nos permitirá perder esa cantidad de peso, pero con efectos secundarios tan importantes como las diarreas, déficit de vitaminas, hierro, calcio, etc; nos debe hacer pensar en el By-pass de asa larga como alternativa, al carecer de los efectos secundarios del By-pass Ileal o SADI.

Para conocer las diferentes intervenciones puedes descargar la guía de la obesidad o visitar nuestra web http://www.clb.es

¿Pero qué alternativa tengo si pasados los años de la cirugía primaria regano parte o todo el peso perdido? En primer lugar hacer un estudio profundo de cada paciente en función de los tres primeros puntos, corregir la causa de la reganancia de peso si es posible con tratamiento médico/conservador y si esto no es posible, realizar una reintervención o REDO que devuelva al paciente a la situación más favorable para perder el exceso de peso ganado.