7 mayo, 2024 bypass gástrico0

En los últimos meses han sido varios los pacientes que han acudido a nuestra consulta  después de haberles realizado procedimientos endoscópicos: “Reducción de estómago por la boca” “Endomanga”, “MEGA”, “Técnica 4P”, de los cuales pongo aquí tres ejemplos de anuncios publicitarios, en los que se destacan las siguientes afirmaciones: “sin cicatrices”, “somos el nº1”, “cien por cien de garantía” y que me obligan a realizar las siguientes precisiones:

 

IMG_0849

 

-La obesidad es una enfermedad. NO un tratamiento estético; una cuestión de kilos y de años de evolución que produce diabetes, hipertensión, dolores en las articulaciones, de rodillas, columnas, disnea (agotamiento al subir escaleras), apneas del sueño, hígado graso y otros muchos problemas. Además de que por cada 10 kilogramos de exceso de peso es un año menos de pronóstico de vida.

-El cien por cien de éxito o buenos resultados, no existe en medicina ni en ningún tratamiento.

-El afirmar en una publicidad que se es el número uno o el mejor del mundo, lo dice solo el anuncio; porque ningún organismo oficial que avala la calidad asistencial, como son IFSO, Seco, etc.. permite ni contempla ranquin de calidad, como ocurre en acontecimientos competitivos y deportivos.

-Que si bien los tratamientos médicos o quirúrgicos exigen de controles periódicos, el paciente que los realiza no es culpable del resultado final, dado que es una enfermedad crónica con una gran interacción hormonal digestiva.

Independientemente de la técnica endoscópica que te realicen: “Endomanga”, “MEGA”, “4P” o balón intragástrico, la única forma de valorar el resultado del procedimiento es realizando una radiografía contrastada de estómago, antes y después de la cirugía que te realicen por la boca. La endoscopia no es un procedimiento adecuado para valorar la modificación real del estómago, indistintamente del procedimiento realizado.

 

Tránsito esofagogástrico después de procedimiento endoscópico que radiólogo informa como estómago normal
Tránsito esofagogástrico después de procedimiento endoscópico que radiólogo informa como estómago normal

¿En qué consisten las técnicas endoscópicas de reducción gástrica?

Mediante una serie de ganchos que perforan la pared del estómago anclando el inicio de la sutura, intentan coser (achicando o reduciendo) la capacidad del estómago para que comas menos y junto a una dieta hipocalórica pierdas peso.

¿Cuál es el problema y peligro de estas técnicas?

Que la perforación/anclaje de los puntos produce peritonitis localizadas/reacciones inflamatorias agudas que cubren esas perforaciones como se muestra en las fotos de la operación laparoscópica.

Perforaciones gástricas por anclajes de puntos de sutura endoscópica
Perforaciones gástricas por anclajes de puntos de sutura endoscópica

Adherencias por peritonitis localizada secundaria a perforación
Adherencias por peritonitis localizada secundaria a perforación ocasionadas por las suturas endoscópicas

 

Liberación de adherencias para poder realizar la cirugía
Liberación de adherencias para poder realizar la cirugía

 

Que por la necesidad de dar puntos/anclaje de sutura por dentro del estómago, este no puede reducirse lo suficiente como muestra el control radiológico del procedimiento, informado como estómago normal por los radiólogos y marcados con fechas los puntos metálicos de la perforación.

 

 

Análisis radiológico donde se muestran los anclajes de los puntos y que es falso que se reduzca la capacidad del estómago en 80%
Análisis radiológico donde se muestran los anclajes de los puntos y que es falso que se reduzca la capacidad del estómago en 80%

 

Estos procedimientos al igual que la cirugía laparoscópica, tienen una duración similar y se realizan bajo anestesia general, con los mismos riesgos y cuidados, pero sin el control que aporta la laparoscopia.

 

Dr. Carlos Ballesta López



3 mayo, 2024 bypass gástrico0

Evaluar las comorbilidades en individuos con diabetes es crucial para garantizar una gestión integral y efectiva de la atención médica. Las comorbilidades se refieren a la presencia de condiciones de salud adicionales junto con la diabetes, las cuales pueden impactar significativamente en la salud general y el bienestar de una persona. Comprender la importancia de evaluar las comorbilidades es esencial para que los individuos con diabetes reciban un cuidado personalizado e integral que aborde sus necesidades de salud únicas.

En primer lugar, evaluar las comorbilidades permite a los proveedores de salud identificar y monitorear condiciones que comúnmente coexisten con la diabetes. Se sabe que la diabetes aumenta el riesgo de desarrollar varias comorbilidades, como enfermedades cardiovasculares, enfermedad renal y neuropatía. Al realizar evaluaciones exhaustivas, los profesionales de la salud pueden detectar estas condiciones temprano, implementar intervenciones apropiadas y prevenir posibles complicaciones.

Además, evaluar las comorbilidades ayuda a los proveedores de atención médica a personalizar los planes de tratamiento para abordar las necesidades específicas de los individuos con diabetes. Cada comorbilidad puede requerir un enfoque diferente para su manejo, incluyendo ajustes de medicamentos, modificaciones del estilo de vida y atención especializada. Al entender el alcance completo del estado de salud de una persona, los equipos de atención médica pueden desarrollar planes de cuidado integrales que apunten tanto a la diabetes como a sus condiciones asociadas.

La evaluación de comorbilidades también juega un papel vital en la promoción del cuidado preventivo y el mantenimiento de la salud. Los individuos con diabetes tienen un mayor riesgo de ciertas comorbilidades, como enfermedades oculares, complicaciones en los pies y trastornos de salud mental. Las evaluaciones y exámenes regulares permiten la detección temprana de estos problemas, lo que permite intervenciones oportunas para prevenir la progresión y mejorar los resultados.

Además, abordar las comorbilidades puede mejorar la calidad de vida general de los individuos con diabetes. Manejar múltiples condiciones de salud simultáneamente puede ser desafiante y puede impactar varios aspectos de la vida diaria. Al evaluar y manejar proactivamente las comorbilidades, los proveedores de atención médica pueden ayudar a los individuos a mantener una salud óptima, funcionalidad y bienestar, mejorando en última instancia su calidad de vida.

Evaluar las comorbilidades también respalda un enfoque holístico de la atención médica que considera la interconexión de varios factores de salud. Las condiciones de salud no existen en aislamiento, y manejar una condición puede tener implicaciones para otras. Al adoptar una visión integral del estado de salud de una persona, los equipos de atención médica pueden coordinar mejor la atención, abordar posibles interacciones entre condiciones y promover la salud y el bienestar general.

En conclusión, evaluar las comorbilidades es esencial para que los individuos con diabetes reciban una atención médica integral, personalizada y efectiva. Al identificar y abordar condiciones de salud adicionales, los proveedores de atención médica pueden mejorar los resultados, prevenir complicaciones, mejorar la calidad de vida y promover el bienestar holístico. A través de la evaluación y el manejo proactivo de las comorbilidades, los individuos con diabetes pueden lograr mejores resultados de salud y disfrutar de una calidad de vida más alta.



23 marzo, 2024 bypass gástrico0

La gracia del barbero es sacar la patilla de donde no hay pelo.

Desconfía de barbero viejo y cirujano joven.

El buen cirujano corta por lo sano.

Hacen falta 3 meses para aprender a hacer una operación, 3 años para saber cuándo hacerla y 30 años para saber cuándo no hacerla.

De la sabiduría popular y personal.

Portada de La bacina de D. Quijote.
Portada de La bacina de D. Quijote.

Las barberías, peluquerías y salones de belleza tienen mucho de confesionario, de patio de vecinos, de sala de espera de médico, vamos, de lugar de tertulia. En ellas se tienen variadas conversaciones procedentes de profesionales muy diversos, al punto que hay quien las ha incluido entre las universidades populares. Un buen barbero sabe hablar de todo tipo de conversaciones y temas donde puede dar desarrollo a su psicología innata o adquirida en su local. Especial cuidado debe tener, convirtiéndose en moderador que no toma partido, cuando surgen temas de política, religión o futbol; en este último caso sabio será si se muestra seguidor de la selección nacional, sin ocurrírsele confesar su equipo particular. La barbería es muy distinta con un solo cliente a con muchos esperando, oyendo y opinando. En el primer caso tiene mucho de sala de psicoanalista y en el segundo de cenáculo. Lástima de que, con las citas previas, tan desarrolladas desde la pandemia, el grupo de espera, cuando lo hay, sea cada vez más reducido.

Barbería moderna
Barbería moderna

Parece ser que el origen de los barberos se remonta a la edad del bronce, es decir, hace más de 3.500 años. Luego, los faraones egipcios y las altas jerarquías de esta civilización acostumbraban a afeitarse el cuerpo, para lo que mejoraron el material y el método, quedándonos el nombre de Meryma’at como el del primer barbero que pasó a la historia.

En la Grecia clásica se aprovechaban las reuniones filosóficas y políticas para arreglarse el cabello y la barba. En la Roma antigua se recoge que un tal Ticinius fue el precursor de los barberos. Entonces se les llamaba “tonsores” y a las barberías tonstrinae”. De ahí deriva el término “tonsura” que es el corte de pelo circular con eje en la coronilla, que la Iglesia Católica practica desde la Edad Media a los clérigos para significar que están entregados a la misma. Fue abandonada por orden papal muy recientemente, en 1972.

En la Edad Media se centra en los monjes y sus monasterios el saber y hacer al respecto, hasta que el Papa Alejandro III les prohibió a los clérigos, en 1163 las operaciones quirúrgicas, que pasaron a los barberos por su disponibilidad y habituación al material cortante, naciendo así los barberos-cirujanos que practicaban extracciones dentarias, sangrías, reducciones de fracturas, curas de heridas y amputaciones. Esta dualidad barbero/cirujano duró hasta los albores del Renacimiento.

A mitad del siglo XV el Parlamento Británico separó las funciones del barbero de las del cirujano. Por esos tiempos surgieron los postes giratorios de cirujanos con los que se anunciaban, siendo las cintas blancas y rojas las correspondientes a vendas limpias y a vendas manchadas de sangre, a los que daba vueltas el viento. Los barberos le añadieron a su poste el color azul, como distinción de los anteriores y recuerdo de sus primitivas funciones, aunque no está del todo claro la incorporación de la banda azul, pero es así como llegamos al actual poste tricolor iluminado de barbero.

Barbería antigua.
Barbería antigua.

Tras la separación de los barberos, los cirujanos comenzaron a desarrollarse profesional y académicamente a partir del Renacimiento. Paracelso, médico, cirujano y astrónomo, comenzó a dignificar la cirugía ejerciéndola en su época, los siglos XV y XVI, y rechazando así que fuera una actividad relegada a barberos que no debían ejercer los médicos. Andrea Vesalio es otro autor de referencia de esa época, sobre todo como anatómico; entonces aún andaban muy mezcladas las cátedras de Anatomía y Cirugía, dada la interacción entre ambas disciplinas. Así tenemos a Andrés Laguna, catedrático de anatomía de Madrid y cirujano de Carlos V.

A partir de ahí las disposiciones Reales las van separando, sobre todo por las necesidades militares: Las grandes armadas imperiales (británica y española) demandaban para sus travesías cirujanos expertos y las guerras en tierra hacían otro tanto. Felipe II dispone en 1594 que se dote a la Universidad de Alcalá de Henares de una cátedra de Cirugía y que las Armadas dispongan de médico y de cirujano.

En el siglo XVII se fundan las Academias de Medicina y Cirugía, siendo la primera la de Sevilla que lo hace en 1697. En esa época Sevilla viene siendo prácticamente la capital del mundo, como puerto que envía y recibe naves y mercancías de y para todo ese Imperio en el que no se ponía el sol.

Cirujanos Virgili y Fabré, del s. XVIII.
Cirujanos Virgili y Fabré, del s. XVIII.

A continuación, en el s. XVIII surge el Cuerpo de Cirujanos de la Armada, de manos de Juan Lacomba, en 1728. Y se crean los Colegios de Cirujanos, siendo el primero el de Cádiz, pues es ahora el de mayor tráfico con el Imperio de Ultramar. Y es el catalán de Reus, Pedro Virgili, el que lo hace realidad en 1748. A continuación, se crea el de Barcelona en 1762, a donde se traslada un Pedro Virgili a punto de jubilarse, al que ayudan Pero Perchet, cirujano del Rey y el joven Antonio Gimbernat. Luego se crea el Colegio de Cirujanos de Madrid en 1779 de la mano del catedrático catalán Pedro Castelló y Ginesta quien consigue la construcción del edificio de San Carlos en Atocha, que luego es Facultad de Medicina hasta la creación de la Ciudad Universitaria, y ahora Museo Reina Sofía.

El Profesor Castelló fue también el inductor del Cuerpo de Sanidad Militar, de la Corporación de Balnearios y sobre todo de la unificación de los estudios de medicina y cirugía, en 1827 en tiempos de Fernando VII, quizás lo único bueno que firmó este lamentable rey.

Cirujanos anestesista y enfermeras del Hospital Virgen del Rocío de Sevilla, en el s. XXI.
Cirujanos anestesista y enfermeras del Hospital Virgen del Rocío de Sevilla, en el s. XXI.

A continuación, la formación de cirujanos en especial y de los médicos en general la pueden consultar en la cita documental no 5 de la que les extraigo estos párrafos:

…Esta forma de aprendizaje se inició EE. UU. En el Hospital Johns Hopkins (Baltimore) a finales del siglo XIX y se incorporó en España en la década de los años 60 del siglo XX a través de un grupo de médicos españoles, que tras especializarse en EE. UU. impulsaron una formación reglada en determinados hospitales. Estos hospitales, constituidos enel «seminario de hospitales», surgieron como punta de lanza del hospital moderno (servicios jerarquizados, servicios de diagnóstico centrales, archivo de historias clínicas, biblioteca, etc.). El Hospital General de Asturias (Oviedo) en 1963 (hoy cerrado y trasladado al nuevo Hospital Universitario Central de Asturias) y la primitiva Clínica Puerta de Hierro (Madrid) en 1964 fueron los primeros hospitales en iniciar el sistema MIR en España…

IMG_9794

 

Pero volvamos a donde empezamos. La formación moderna de los barberos podríamos decir que también nace en Estados Unidos, y concretamente en el Chicago de 1924: La Associated Master Barbers of America (AMBA) le da el impulso necesario a la profesión para hacer de la primera mitad del siglo XX su época dorada. Los aspirantes a barberos aprendían a usar las pinzas, los peines y cepillos, la tijera la navaja, las maquinillas de pelar y afeitar, el bigudí, el secador y la paletina (brocha) para el tinte; también se instruían en alisar el pelo, realzarlo o rebajarlo, rizarlo, cardarlo, moldearlo, enrularlo; aprendían también depilar, a hacer la manicura, a crear mechas y a sacar brillos y reflejos…

Así, las barberías se convirtieron en locales de enseñanza de la profesión y en lugares de ocio. En la actualidad, es una profesión en auge que va mucho más allá del cuidado del pelo y de la barba, ocupándose de la estética y el bienestar masculinos de forma amplia: tratamientos de belleza, estilismo, servicios de spa, etc. Por su parte, la incorporación de la tecnología ha revolucionado las posibilidades de esta profesión con raíces tan antiguas.

Cúpula-Linterna de los hospitales: Rememora su primitiva función de ser el lugar donde se ubicaban los quirófanos en el siglo XIX hasta que se aplicó la iluminación eléctrica y la anestesia (por luminosidad y para disipar los chillidos de los operados sin anestesia de la época).
Cúpula-Linterna de los hospitales: Rememora su primitiva función de ser el lugar donde se ubicaban los quirófanos en el siglo XIX hasta que se aplicó la iluminación eléctrica y la anestesia (por luminosidad y para disipar los chillidos de los operados sin anestesia de la época).

Dr. Juan De Punto



15 marzo, 2024 bypass gástrico0

El estigma de la obesidad, arraigado en prejuicios y conceptos erróneos sociales, puede impactar significativamente la vida de las personas afectadas por esta enfermedad. Se manifiesta en diversas formas, desde discriminación sutil hasta prejuicios abiertos, y puede implicar múltiples aspectos de la vida diaria, incluidos el cuidado de la salud, la educación, el empleo y las relaciones personales. Este estigma no solo agrava la carga psicológica enfrentada por las personas que luchan con la gestión del peso, sino que también crea barreras para acceder a servicios de salud primarios y sus recursos.

 

28081f65-4463-438d-971b-f6c455c07fd9

Como médicos, al reconocer el sesgo y estigma enfrentado por las personas con obesidad, debemos incluir en nuestro panel de acción fomentar la empatía, la comprensión y la inclusión dentro de los sistemas de salud y la sociedad en general. Además de enfatizar la necesidad de combatir la discriminación y promover una atención integral para las personas afectadas por la obesidad, reconociendo que abordar el sesgo del estigma es esencial para lograr resultados de salud equitativos.

Actualmente y a pesar de ser un problema de salud pública, existen disparidades en la financiación de la investigación de la obesidad y la diabetes tipo 2, destacando la urgente necesidad de una mayor inversión en investigación para mejorar el impacto social de estas condiciones, por lo que debemos abogar por una distribución más equitativa de recursos y un mayor apoyo para la investigación y la innovación en el campo de la gestión de la obesidad.

En los niveles primarios de atención medica, debemos instruir a los médicos encargados sobre la importancia de la Obesidad como enfermedad crónica que se expresa como otras enfermedades, como lo son la resistencia a la insulina, diabetes mellitus tipo 2, hipertensión arterial, cardiopatías, hígado graso, dislipidemias, que son consecuencia de la adiposidad y la inflamación crónica.

28081f65-4463-438d-971b-f6c455c07fd9 (1)

 

Por lo tanto, debemos priorizar la eliminación del sesgo y estigma de peso, abogar por una financiación equitativa de la investigación y promover esfuerzos colaborativos entre los diversos sectores para un enfoque más inclusivo, informado y efectivo para manejar la obesidad y mejorar la vida de las personas afectadas en todo el mundo.

 

Dr. José Luis Plata Patiño

Cirujano General, Digestivo y de la Obesidad



24 enero, 2024 bypass gástrico0

Queremos compartir con todos ustedes un emocionante resumen en video de las actividades que hemos llevado a cabo en nuestro Centro Laparoscópico Dr. Ballesta durante el año 2023.

Estamos comprometidos con la excelencia en todos los aspectos de nuestra práctica, y aquí les presentamos un vistazo a lo que hemos logrado:

Durante este período, hemos llevado a cabo una amplia variedad de procedimientos quirúrgicos, desde intervenciones rutinarias hasta cirugías más especializadas. Nuestro compromiso con la seguridad del paciente y la calidad de la atención ha sido primordial en cada paso del camino. Además, hemos incorporado tecnologías de vanguardia para mejorar la precisión y eficacia en nuestras intervenciones.

Hemos sido partícipes activos en congresos nacionales e internacionales, donde hemos compartido nuestras experiencias, aprendizajes y descubrimientos con la comunidad médica global. La participación en estos eventos nos permite mantenernos conectados con las últimas tendencias y establecer vínculos valiosos con colegas de todo el mundo.

Estamos emocionados por los logros alcanzados y comprometidos con nuestra misión de proporcionar atención médica excepcional y promover el avance continuo en el campo de la cirugía. ¡Gracias por ser parte de nuestro viaje y esperamos seguir compartiendo más emocionantes noticias y avances en el futuro cercano!

Ingresa a este link para poder ver nuestro video del resumen https://youtu.be/VZ—vAc7DM