Portada-Blog.png

Es sabido que después de una cirugía de la obesidad, hay un pequeño número de pacientes que pueden recuperar parte del peso perdido.

Esta posibilidad está en relación con tres factores:

1º El tipo de operación que le realizaron para perder peso.

2º El cumplimiento del seguimiento y los controles postoperatorios por parte del paciente.

3º La modificación y cantidad de la ingesta calórica y gasto energético, que en parte viene condicionada por el tipo de operación que le realizaron y el estilo de vida del paciente operado.

La elección adecuada de la operación primaria es de suma importancia y condiciona el resultado final de la pérdida del peso sobrante y de la posible
reganancia del mismo.

Después de 30 años con especial dedicación a la cirugía de la obesidad y miles de pacientes tratados y analizados, lo que nos ha merecido ser Centro de Excelencia acreditado por la IFSO (Federación Internacional de la Cirugía de la Obesidad y Enfermedades Metabólicas), podemos afirmar varios puntos:

-No a todos los pacientes hay que realizarles la misma operación. Si le sobran diez o quince kilos no se someta a cirugía (IMC < 33 Kg/m2). La elección de la colocación de un balón intragástrico o la realización de un APOLLO o Endomanga, pueden ser la primera elección, aunque desgraciadamente el fracaso de estas técnicas es alto, sino se logra una modificación del estilo de vida y hábitos dietéticos.

-Si el exceso de peso es superior a treinta ó treinta y cinco kilos (IMC 33-37 Kg/m2) y no tiene enfermedades asociadas como la diabetes o la hipertensión, la realización de una operación restrictiva pura como la Manga gástrica o Sleeve gástrico, puede estar indicada; teniendo en cuenta que el incumplimiento de los puntos 2º y 3º por parte del paciente hará que la operación fracase o regane el peso perdido a partir del primer año de haberse realizado la intervención.

Realización de una técnica de endoscopia bariátrica.
Realización de una técnica de endoscopia bariátrica.

-Cuando sobran más de treinta y cinco kilos, (IMC ≥37 Kg/m2) y tenemos enfermedades asociadas como diabetes, hipertensión, apneas, etc.  La
operación a realizar será una técnica mixta, tipo By-pass gástrico, adaptado al IMC del paciente.

Esta es la operación que mejores resultados da, la que más se realiza en todo el mundo, y la que menos reganancia de peso tiene a largo plazo (15-20 años) y con menos efectos secundarios.

Realización de un Bypass Gástrico Laparoscópico.
Realización de un Bypass Gástrico Laparoscópico.

-Cuando el exceso de peso es de cien o doscientos kilos (obesidades extremas), la indicación de un By-pass Ileal – SADI, que nos permitirá perder
esa cantidad de peso, pero con efectos secundarios tan importantes como las diarreas, déficit de vitaminas, hierro, calcio, etc; nos debe hacer pensar en el By-pass de asa larga como alternativa, al carecer de los efectos secundarios del By-pass Ileal o SADI.

Para conocer las diferentes intervenciones puedes descargar la guía de la obesidad o visitar nuestra web http://www.clb.es

¿Pero qué alternativa tengo si pasados los años de la cirugía primaria regano parte o todo el peso perdido?
En primer lugar hacer un estudio profundo de cada paciente en función de los tres primeros puntos, corregir la causa de la reganancia de peso si es posible con tratamiento médico/conservador y si esto no es posible, realizar una reintervención o REDO que devuelva al paciente a la situación más favorable para perder el exceso de peso ganado.


antes-despues.jpg

Después de veinticinco años realizando cirugía de la obesidad por laparoscopia y con más de tres mil cirugías de obesidad realizadas con esta técnica con, diferentes procedimientos, resultados y análisis de las enfermedades que produce la obesidad, he llegado a la siguiente conclusión: La obesidad atrapa a la persona en su propio cuerpo, eliminando su calidad de vida al tiempo que la acorta (un obeso tiene un año menos de vida por cada exceso de diez kilos de peso) quiero hacer unas reflexiones en base a un escáner y una serie de imágenes que las permitirán entender.

La obesidad NO es un problema estético como a veces se quiere hacer creer. Es un problema de salud que hay que abordar y tratar desde su origen.


clip-gastrico-bariclip.png

Una paciente nos ha remitido este vídeo que os dejamos a continuación, presentando un procedimiento quirúrgico para tratar la obesidad, y preguntándonos si podíamos darle nuestra opinión sobre ello. Aunque el vídeo está realizado sobre un simulacro de estómago en plástico, es suficiente para responder  a la pregunta formulada.

He de decir que este clip es un modelo de estudio experimental que por su concepción está condenado al fracaso.

El clip gástrico, independientemente de cuándo se aplique en el humano (en la Comunidad Económica Europea, que incluye España, hasta donde yo he podido averiguar no se ha aplicado aún) se ha de realizar bajo anestesia general como cualquier operación (Sleeve, By-pass) con la mismas características, pros y contras de los procedimientos quirúrgicos ya estandarizados.

Advertencias del clip gástrico

Como se ve en el vídeo, el clip gástrico es de plástico, recto y de flexibilidad media, lo que impide realizar una curva y reproducir  las características que exige un Sleeve o manga gástrica correctamente realizado para que el paciente pierda peso.

Aunque el clip gástrico se fija por la cara anterior del estómago, la cara posterior no es asequible para fijarla (si no se libera todo el estómago) por lo que puede deslizarse produciendo herniación gástrica.

Si consiguiera cerrar herméticamente las dos caras del estómago dejando aislado el fundus (parte alta del estómago) y el cuerpo gástrico como se muestra en el vídeo; como estas partes mantienen su funcionalidad y secreción, se produciría una distensión del estómago excluido, con el dolor que comporta.

Por este problema es por lo que en el Sleeve gástrico se reseca (extirpa) esa porción de estómago, y ningún equipo quirúrgico ha intentado conservar el estómago.

Se podrían dar muchas más razones pero con las anteriores es suficiente.

Para concluir, sobre un procedimiento quirúrgico ya estandarizado como es el Sleeve gástrico, se  ha querido realizar este invento, que recuerda a los del TEBEO. Una ocurrencia que antes de aplicarla en el humano, aún como procedimiento de investigación, debe pensarse dos veces y responder a las siguientes preguntas:

-¿Aporta algo nuevo y/o útil a la cirugía de la obesidad? No

-¿Cumple los requisitos que se le exigen a los procedimientos que tratan la obesidad? No

-¿Se han realizado estudios en animales de experimentación, cuyos resultados justifiquen su aplicación en clínica médica? Lo desconozco.

Espero que al menos las personas que quieran someterse al clip gástrico, tengan la información preliminar suficiente.