acalasia.jpeg

3 febrero, 2022 AcalasiaEnfermedades0

La acalasia típica, es un trastorno de la motilidad esofágica, en la que existe un daño de las neuronas entéricas de causa no precisa, posiblemente secundaria a infección viral, alteración autoinmune o neurodegenerativa.

Se caracteriza por la insuficiente relajación del esfínter esofágico inferior en respuesta a la deglución y ausencia de motilidad del cuerpo esofágico.

La prueba clave para  el diagnóstico es la manometría esofágica, y se debe completar el estudio con la realización de una endoscopia superior y con el examen radiográfico con bario. En casos dudosos podrá requerir realizar Scanner o ecografía tranesofágica.


Blog-1-1.png

4 noviembre, 2021 bypass gástrico0

Una de las preguntas más frecuentes en nuestra consulta por los pacientes es ¿Puedo volver a ganar peso después de una cirugía bariátrica?

Es sabido que después de una cirugía de la obesidad, dependiendo de la operación realizada, hay un pequeño número de pacientes que pueden reganar parte del peso perdido.

¿Qué factores influyen en la reganancia de peso?

1º El tipo de operación que le realizaron para perder peso.

2º El cumplimiento del seguimiento y los controles postoperatorios por parte del paciente.

3º La modificación y cantidad de la ingesta calórica y gasto energético, que en parte viene condicionada por el tipo de operación que le realizaron y el estilo de vida del paciente operado.

¿Qué puede hacer tú cirujano para evitarlo?

La elección adecuada de la operación primaria es de suma importancia y condiciona el resultado final de la pérdida de peso y de la posible reganancia del mismo.

Después de 30 años con especial dedicación a la cirugía de la obesidad y miles de pacientes tratados y analizados, lo que nos ha merecido ser Centro de Excelencia acreditado por la IFSO (Federación Internacional de la Cirugía de la Obesidad y Enfermedades Metabólicas), podemos afirmar varios puntos:

No a todos los pacientes hay que realizarles la misma operación.

Si le sobran diez o quince kilos no se someta a cirugía (IMC <33 Kg/m2). La elección de una técnica endoscópica, como la colocación de un balón intragástrico o la realización de una «Endomanga» o «EndoSleeve» (Apollo), puede ser la elección. Aunque desgraciadamente el fracaso de estas técnicas es alto, pueden ser la primera elección.

¿Cuales son las opciones quirúrgicas?

  • Si el exceso de peso es superior a treinta ó treinta y cinco kilos (IMC 33-37 Kg/m2) y no tiene enfermedades asociadas como la diabetes o la hipertensión.

La realización de una operación restrictiva pura como la Manga gástrica o Sleeve gástrico, puede estar indicada.

Teniendo en cuenta que el incumplimiento de los puntos 2º y 3º por parte del paciente hará que la operación fracase o regane el peso perdido a partir del primer año de haberse realizado la intervención.

  • Cuando sobran más de treinta y cinco kilos, (IMC ≥37 Kg/m2) y tenemos enfermedades asociadas  como diabetes, hipertensión, apneas, etc. La operación a realizar será una técnica mixta, tipo By-pass gástrico, adaptado al IMC del paciente.

Este tipo de cirugías con un componente restrictivo y otro malaabsortivo («mixtas») son las que presentan mejores resultados a largo plazo. La mayor parte de los paciente no experimenta reganancia de peso al cabo de 15-20 años.

  • Cuando el exceso de peso es de cien o doscientos kilos (obesidades extremas), la indicación de un By-pass Ileal – SADI, que nos permitirá perder esa cantidad de peso, pero con efectos  secundarios tan importantes como las diarreas, déficit de vitaminas, hierro, calcio, etc.

 

Nos debe hacer pensar en el By-pass de asa larga o «distal» como alternativa, al carecer de los efectos secundarios del By-pass Ileal o SADI. Para conocer las diferentes intervenciones descargar la guía de la obesidad en nuestra web http://www.clb.es

 

¿Pero qué alternativa tengo si pasados los años de la cirugía primaria regano parte o todo el peso perdido?

En primer lugar hacer un estudio profundo de cada paciente en función de los tres primeros puntos, corregir la causa de la reganancia de peso si es posible con tratamiento médico/conservador y si esto no es posible, realizar un REDO que devuelva al paciente a la situación más favorable para perder el exceso de peso ganado.

 


fisura-anal.png

19 octubre, 2021 bypass gástrico0

¿Qué es una fisura anal?

La fisura anal es uno de los problemas proctológicos que más afecta a la población occidental, consiste en una úlcera o herida en la zona de la mucosa de la región del canal anal.

¿Por qué se origina?

Aunque su origen puede ser multifactorial, casi siempre es consecuencia de una combinación de dos factores: el estreñimiento y el aumento del tono del esfínter anal interno. Existen otras causas que originan la aparición de fisuras de forma secundaria a diarreas, enfermedades inflamatorias intestinal, de transmisión sexual, traumatismo y operaciones anales, fístulas, partos con esfuerzo etc.

¿Cuales son lo síntomas?

Los más frecuentes son estreñimiento, dolor y sangrado

– Estreñimiento, presencia de heces fecales duras y voluminosas
– El dolor intenso en el momento de la defecación es un síntoma característico, y que con frecuencia se mantiene durante horas. La persistencia del dolor puede originar trastornos en el estado emocional, temor a la defecación, interfiriendo de forma importante en la calidad de vida.
– Sangrado, es también típico de la enfermedad, suele identificarse en forma de gotas en el váter, cubriendo las heces o en el papel.

Los pacientes con estos síntomas deben acudir a consulta del cirujano para que corrobore el diagnóstico, descarte otras enfermedades y prescriba el tratamiento indicado para su solución.

Diagnóstico:

La exploración visual directa por parte del cirujano, debe resultar suficiente para identificar la fisura, en ocasiones indicando al paciente que simule el esfuerzo defecatorio.

La mayor parte de las fisuras (70%) se ubican en la línea media posterior; seguidas de las que se localizan en la línea media anterior. Las de localización lateral o la presencia de varias fisuras a la vez, es poco frecuente. Cuando existen dudas en el diagnóstico, antes de cualquier procedimiento terapéutico, puede ser necesario realizar una anuscopia, o rectocolonoscopia, que permitirán determinar la coexistencia o diferenciar con hemorroides, fistulas, pólipos o tumores de la región,

La realización de una Manometría anorrectal es útil para conocer el tono del esfínter y la Ecografia endoanal para precisar las características anatómicas e integridad del esfínter anal.

¿Que opciones de tratamiento existen?

El tratamiento inicial debe ser médico, buscando siempre actuar sobre las causas principales de su origen:

– Modificación de los hábitos dietéticos evitando el estreñimiento con dietas ricas en fibra vegetal, además de la posibilidad de usar medicación para evitar el estreñimiento.
– Baños de asiento, que ayuden a la relajación del esfínter hipertónico.
– Analgesia oral y local, siempre prescrita por el médico, pues algunas de las pomadas pueden producir irritación cuando se aplican por largo tiempo o sin control médico.
– Analgésicos locales con pomadas encaminados a reducir el tono del esfínter anal interno; estas tienen en su composición óxido nítrico, su efectividad es mayor en las fisuras agudas o de reciente formación, pero como efecto
secundario pueden desencadenar episodios de cefaleas.
– La inyección de toxina botulínica es uno de los tratamientos que puede ser útil, requiere habitualmente de varias dosis, la denervación y reducción del tono del esfínter puede solucionar las fisuras en algunos pacientes pero la recidiva (nueva aparición de la fisura) es frecuente.

¿Cuándo se debe realizar tratamiento quirúrgico?

Cuando el tratamiento médico no es efectivo y la fisura se cronifica. La cirugía conocida como Esfinterotomia Lateral Interna abierta (ELI), es el procedimiento recomendado. Se realiza con electro bisturí (vídeo o foto), y con anestesia local o sedación. Este procedimiento tiene la mayor tasa de curación y pocas complicaciones, consigue eliminar el dolor, y permitir la cura de la fisura anal crónica, al romper el círculo vicioso de fisura- hipertonía de esfínter– dolor).

Esfinterotomia Lateral Interna

Demostración del Esfínter anal

Si deseas ver cómo se realiza la cirugía haz click en el siguiente enlace.

Como se realiza la cirugía

¿Quieres conocer más información acerca de los tratamientos que ofrecemos? visita http://www.clb.es

Dr. Arnulfo F. Fernández Zulueta


Amarillo-Turquesa-Vivo-Profesional-Estático-Cita-Noticias-de-Interés-Publicación-de-Instagram.png

14 octubre, 2021 bypass gástrico0

La obesidad es un problema sanitario mundial considerada como una de las epidemias del siglo XXI y el cáncer es una las primeras causas de muerte en el mundo. Estas dos entidades están íntimamente relacionadas, y desde hace varios años, la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer, ha confirmado la existencia de evidencias científicas en la asociación entre cáncer y obesidad, por lo que se considera que la obesidad constituye un factor de riesgo para el desarrollo del cáncer, además se asocia a un mal pronóstico en varios tipos de tumores y/o mayor recurrencia (reaparición del cáncer).

Se han identificado al menos 13 tipos de cáncer cuya incidencia está relacionada con el sobrepeso y la obesidad, especialmente en personas mayores de 50 años.

  • Cáncer de colon y recto, los obesos tienen un (30 % mas de desarrollar este tumor)
  • Cáncer de mama (mayor incidencia especialmente en mujeres post menopáusicas )
  • Cáncer de ovario
  • Cáncer de Endometrio (mujeres con sobrepeso y obesidad tienen cuatro veces mas probabilidades de un cáncer de endometrio)
  • Hepatocarcinoma (carcinoma de hígado). La acumulación de grasa en el hígado puede originar una Enfermedad Grasa Hepática No Alcohólica, el 2,6% de los pacientes que desarrollan cirrosis por esta causa, pueden terminar padeciendo cáncer hepático
  • Cáncer de páncreas, las personas con obesidad, IMC 30 Kg/m² o más, tienen un riesgo significativo mayor de padecerlo que las personas con IMC de menos de 23 Kg/m²
  • Cáncer de vesícula biliar
  • Cáncer de tiroides
  • Carcinoma de células renales
  • Meningioma (tumor de las membranas que recubren el cerebro y la medula espinal)
  • Mielomama múltiple (cáncer de células plasmáticas que se encuentran en la medula ósea)
  • Adenocarcionoma de esófago ( la obesidad de forma indirecta favorece la aparición de la enfermedad por reflujo y los posibles cambios metaplásicos y displásicos en el esófago)
  • Cáncer gástrico (fundamentalmente el de cardias)

CB9F70DE-4F1B-498D-9A15-99ADDB5E45F7

Corresponde a la intervención quirúrgica de una paciente con obesidad mórbida (IMC 49 kg/m²) con Diabetes Mellitus tipo 2 e Hipertensión arterial, diagnosticada de Cáncer Gástrico.  Se le practicó una gastrectomía subtotal que permitió realizar la resección completa del tumor y que también servirá como tratamiento de su obesidad mórbida, así como para lograr la remisión de la Diabetes Mellitus que padece.

*IMC= Peso en Kg / estatura al cuadrado (Hay obesidad a partir de 30 kg/m2 de IMC)

Dr. Arnulfo F. Fernandez Zulueta


Portada-Blog.png

Es sabido que después de una cirugía de la obesidad, hay un pequeño número de pacientes que pueden recuperar parte del peso perdido.

Esta posibilidad está en relación con tres factores:

1º El tipo de operación que le realizaron para perder peso.

2º El cumplimiento del seguimiento y los controles postoperatorios por parte del paciente.

3º La modificación y cantidad de la ingesta calórica y gasto energético, que en parte viene condicionada por el tipo de operación que le realizaron y el estilo de vida del paciente operado.

La elección adecuada de la operación primaria es de suma importancia y condiciona el resultado final de la pérdida del peso sobrante y de la posible
reganancia del mismo.

Después de 30 años con especial dedicación a la cirugía de la obesidad y miles de pacientes tratados y analizados, lo que nos ha merecido ser Centro de Excelencia acreditado por la IFSO (Federación Internacional de la Cirugía de la Obesidad y Enfermedades Metabólicas), podemos afirmar varios puntos:

-No a todos los pacientes hay que realizarles la misma operación. Si le sobran diez o quince kilos no se someta a cirugía (IMC < 33 Kg/m2). La elección de la colocación de un balón intragástrico o la realización de un APOLLO o Endomanga, pueden ser la primera elección, aunque desgraciadamente el fracaso de estas técnicas es alto, sino se logra una modificación del estilo de vida y hábitos dietéticos.

-Si el exceso de peso es superior a treinta ó treinta y cinco kilos (IMC 33-37 Kg/m2) y no tiene enfermedades asociadas como la diabetes o la hipertensión, la realización de una operación restrictiva pura como la Manga gástrica o Sleeve gástrico, puede estar indicada; teniendo en cuenta que el incumplimiento de los puntos 2º y 3º por parte del paciente hará que la operación fracase o regane el peso perdido a partir del primer año de haberse realizado la intervención.

Realización de una técnica de endoscopia bariátrica.
Realización de una técnica de endoscopia bariátrica.

-Cuando sobran más de treinta y cinco kilos, (IMC ≥37 Kg/m2) y tenemos enfermedades asociadas como diabetes, hipertensión, apneas, etc.  La
operación a realizar será una técnica mixta, tipo By-pass gástrico, adaptado al IMC del paciente.

Esta es la operación que mejores resultados da, la que más se realiza en todo el mundo, y la que menos reganancia de peso tiene a largo plazo (15-20 años) y con menos efectos secundarios.

Realización de un Bypass Gástrico Laparoscópico.
Realización de un Bypass Gástrico Laparoscópico.

-Cuando el exceso de peso es de cien o doscientos kilos (obesidades extremas), la indicación de un By-pass Ileal – SADI, que nos permitirá perder
esa cantidad de peso, pero con efectos secundarios tan importantes como las diarreas, déficit de vitaminas, hierro, calcio, etc; nos debe hacer pensar en el By-pass de asa larga como alternativa, al carecer de los efectos secundarios del By-pass Ileal o SADI.

Para conocer las diferentes intervenciones puedes descargar la guía de la obesidad o visitar nuestra web http://www.clb.es

¿Pero qué alternativa tengo si pasados los años de la cirugía primaria regano parte o todo el peso perdido?
En primer lugar hacer un estudio profundo de cada paciente en función de los tres primeros puntos, corregir la causa de la reganancia de peso si es posible con tratamiento médico/conservador y si esto no es posible, realizar una reintervención o REDO que devuelva al paciente a la situación más favorable para perder el exceso de peso ganado.