PERFORACION-DE-COLON-POR-ESPINA-DE-PESCADO-1200x900.jpg

En un post anterior publicábamos el caso de un absceso abdominal por una perforación producida por una espina de pescado, en ese caso lubina; y se aportaban fotos de la intervención y la espina.

En el caso que presentamos ahora, el paciente no recuerda haberse tragado la espina de pescado, solo refiere dolor selectivo e hinchazón en el lado derecho del abdomen que fue remitiendo con antibióticos, hasta pasados diez días, en que desapareció el dolor y distensión de abdomen.



7 junio, 2017 Colon, recto y ano0

Tumores ano

Los tumores que se pueden tratar son: grandes adenomas y adenocarcinomas con bajo riesgo del recto (carcinoma in situ, adenocarcinoma T1 N0MO). En el caso del TEM.

La utilización del TEM como tratamiento del cáncer del recto en estadios más avanzados del cáncer del recto (T2 N0, T3 N0) es controversial, sin embargo con el uso rutinario de la terapia neoadyuvante es una opción atractiva que se ha comenzado a considerar y así lo demuestran varios estudios publicados.

Las resecciones quirúrgicas de tumores del recto y colon sigmoide proximal, a través del ano de forma mínimamente invasiva en los pacientes que cumplen con los criterios establecidos, sin necesidad de realizar ostomías (bolsas), ni herida quirúrgica en la pared abdominal.

Para evitar estas situaciones los pacientes con tumores del recto deben ser evaluados por equipos multidisciplinares, en instituciones que cuenten con todo los recursos tecnológicos

La cirugía endoscópica tranasnal es un procedimiento en plena expansión en su aplicación en el tratamiento de los tumores del recto, realizándose ahora también de forma simultanea o combinada con procedimientos laparoscópicos, y amplía la posibilidad de realizar resecciones oncológicas no solamente del recto bajo.

Podríamos resumir que la Cirugía endoscópica transanal, es un procedimiento seguro y de mínima invasión ideal para el tratamiento de los grandes tumores benignos de recto y para algunos de los cánceres, y que requiere de evaluación multidisciplinar, equipamiento e instrumental específico, así como de cirujanos con entrenamiento especializado.

 

Dr. Arnulfo F Fernandez Zulueta



El término de Cirugía endoscópica transanal incluye una variedad de denominaciones: TEM/TEO/TAMIS, ello está directamente relacionado con el modelo de plataforma de trabajo que se utiliza para realizar el procedimiento quirúrgico endoscopico, y se utilizan habitualmente sus siglas en inglés:

TEM (Tranasnal Endoscopic Microsurgery)

TEO (Transanal Endoscopic Operation)

TAMIS (Tranaanal Minimally Invasive Surgery)

El TEM fue el primer prototipo, desarrollado en Tübingen, Alemania, 1983 por el Profesor Gerhad Buess con la firma Richard Wolf GmbH, bajo el concepto de una microcirugía endoscópica transanal que aportara al mismo tiempo las ventajas en radicalidad de los procedimientos quirúrgicos endoanales con las bondades de la mínima invasión de los procedimientos endoscópicos.

TEM

 

El instrumental y equipamiento especial (foto1) constan de pinzas con diseño ergonómico, un rectoscopio de 4 cm de diámetro y longitud de 10 o 20 cm. Este rectoscopio presenta 4 canales de trabajo, con la óptica estereoscópica (tridimensional), fuente de iluminación, un canal de insuflación para la creación de un neumorrecto con el que se logra la máxima exposición del área de trabajo. A esta plataforma años posteriores en la era de la videoendoscopia, se añade un laparoscopio que permite visión del campo de trabajo para todo el equipo.

teo

En los años 90 la empresa KARL STORZ , con iguales objetivos a los que dieron lugar al nacimiento del TEM, crea una variante de plataforma de trabajo más económica en su costo de fabricación de instrumentos TEO-set system (Fig 2) esta nueva plataforma de trabajo, no difiere mucho del original, incluye rectoscopio con canales de trabajo y pinzas especiales. La gran diferencia es que el sistema óptico de TEO no es de visión tridimensional, sino bidimensional similar a la que se utiliza en la laparoscopia estándar.

TAMIS

Esta variante fue desarrollada en 2009 por Sergio W. Larach y sus colaboradores los doctores Matthew Albert y Sam Atallah. Basaso en los principios del TEM y la técnica laparoscópica de puerto único para su aplicación transanal, para realizar la cirugía transanal se dispones de protoripos de puesto único de las empresas Applied, Olympus.

GELPOINT TAMIS APPLIED

Que en nuestra experiencia cuando se combina con óptica (3D) ofrece similares ventajas a cuando realizamos la cirugía transanal con TEM (microcirugía),

Todas permiten realizar resecciones quirúrgicas a través del ano, con gran precisión y sin necesidad de abrir o realizar incisión alguna en el abdomen.

Dr. Arnulfo F Fernandez



9 mayo, 2017 Colon, recto y ano0

cirugia transanal

Además de la colonoscopia con biopsia, antes de cualquier cirugía para tratar tumores de recto, es imprescindible realizar una Resonancia Magnética Nuclear y/o una ecografía trasnasnal.

Los objetivos de la cirugía son tres:

– la completa remoción del tumor (márgenes oncológicos)

– reducir la posibilidades de recidiva de la enfermedad

– restablecer o mantener la continuidad intestinal

– preservar la función rectal y sexual.

Los procedimientos quirúrgicos más conocidos para el tratamiento de los tumores de recto son: la resección anterior del recto (alta y baja), así como la resección abdominoperineal. Todas estas intervenciones pueden ser realizadas por vía abierta o laparoscópica, siendo esta última la aconsejable por su menor agresión y radicalidad. Uno de los principios técnicos que deben seguir para lograr resultados oncológicos satisfactorios es lograr la escisión total del mesorecto, en el queda incluido la zona afecta y los ganglios correspondientes, preservando las estructuras nerviosas.

Actualmente existen otras opciones para el tratamiento quirúrgico de estos tumores que se pueden realizan directamente a través del ano, como son la escisión transanal (local) y la cirugía endoscópia transanal.

La primera es aplicable en lesiones tempranas del tercio inferior del recto ( < de 5 cm del ano), la técnica de acceso transanal descrita por Parks es la más conocida, se caracteriza por tener un reducido acceso al campo quirúrgico y una mala visualización de la mucosa endoanal, además de difícil manejabilidad, por lo que no es recomendada por los centros con amplia experiencia laparoscópica, considerando la cirugía endoscópica transanal como procedimiento ideal o complementario a la laparoscopia de resección rectal.

 

Dr. Arnulfo F Fernandez



4 mayo, 2017 Colon, recto y ano0

En este post del blog, iniciamos una serie de artículos sobre los tumores del recto, que dan una respuesta científica

divulgativa a una de las afecciones más preocupantes del tubo digestivo.

Los tumores del recto marcarán, dependiendo del lugar y sitio donde se traten, llevar o no una bolsa de por vida.

TUMORES DEL RECTO

El recto

El recto es la región más distal del tubo digestivo, tiene una extensión de aproximadamente 11-12 cm, sus límites son: inferior o externo (ano) y el superior (colon sigmoide).

Anatómicamente en su mayor parte es un órgano de localización extra peritoneal fijo a la pelvis, lo que determina el comportamiento de las enfermedades y variabilidad de abordaje quirúrgico.

En la zona del recto hay una incidencia alta de afecciones tumorales, del tipo adenomas (lesión premaligna), y adenocarcinomas (cáncer).

El cáncer de colon se ha identificado con el de mayor incidencia en la población española.

Se dan 41. 441 nuevos casos de cáncer de colon aproximadamente cada año; siendo en el recto, donde se localizan de aproximadamente 1/3 de ellos.

Otros tumores como lipomas, neuromas y GIST (gastro intestinal stromal tumor) afectan al recto pero con una incidencia inferior.

Qué hacer

Una vez identificada la presencia de una lesión en la región del recto, independientemente de su aspecto de benignidad o malignidad, está indicado realizar la exéresis completa.

La colonoscopia es el examen de excelencia para detectar la presencia de tumores en el recto y permite, mediante un procedimiento conocido como polipectomía, la resección total de los tumores menores de 2 cm y pediculados (forma de tallo).

Sin embargo cuando las lesiones son > de 4 cm, los tumores son sésiles (no tiene pedículo), o la base del tumor esta infiltrada por el cáncer, se requiere de procedimientos quirúrgicos más amplios y seguros para lograr la curación; pues la endoscopia tiene riesgo de producir complicaciones como sangrado, perforación o resección incompleta.

Tratamiento mediante cirugía

El abordaje de las lesiones rectales de tercio medio y alto del recto ha sido un reto para seleccionar el mejor abordaje quirúrgico tanto para neoplasias benignas como para tumores malignos.

En los tumores benignos el tamaño y la localización de la lesión son decisivos.

En los tumores malignos además de estos dos aspectos es principalmente la Etapa de la enfermedad (tamaño, grado de penetración, características histológicas, así como por la extensión a ganglios u órganos vecinos) lo que marca la estrategia de tratamiento tanto quirúrgica como la necesidad de tratamiento con radioterapia o quimioterapia, (antes o después) de la cirugía.

 

Dr. Arnulfo F. Fernández