La pérdida de voz frecuente, faringitis sin causa aparente, incluso dolor en el cuello y dificultad para tragar, son síntomas que nos hacen consultar con el otorrino para que nos explique la causa.

Tos nocturna, bronquitis asmática, incluso ataque de dificultad respiratoria por la noche cuando estamos acostados, y que nos obligan a sentarnos, incluso a tomar corticoides, son síntomas motivo de consulta en el neumólgo (especialista de pulmón)

Todos los síntomas descritos anteriormente, unidos o no, a acidez y quemazón retroesternal (en la parte central del pecho) son la indicación de que tenemos el esfínter del cardias que no funciona bien, se encuentre o no asociado a hernia de hiato (estómago)

Al no cerrarse el cardias (esfínter que une el esófago y estómago) los ácidos del estómago ascienden al esófago pudiendo llegar hasta la boca e incluso al pulmón, dando todos o algunos de los síntomas indicados.

Es entonces cuando la persona que padece estos problemas empieza el recorrido de médico en médico, de especialista en especialista hasta que alguien le dice que eso puede ser provocado por los ácidos del estómago.

Entonces empieza el peregrinar por los cirujanos, que si no hay una hernia de hiato (estómago) grande asociada, no le quieren operar.

¿Cuáles son las causas por las qué no la quieren operar?

-Qué si a los cinco años volverá a estar igual.  No es cierto.

-Qué si se opera va a quedar peor que antes. Depende de quién le opere y que experiencia tenga en esta cirugía.

-Qué con tratamiento médico estará mejor. Todos estos pacientes acuden al cirujano cuando han fracasado varios tratamientos médicos.

-Qué si es difícil saber si los síntomas le vienen del reflujo. Hay procedimientos de estudio para saberlo antes de la cirugía.

Y mil excusas más.

Les mostramos el caso de una paciente de 56 años, cuyo marido habíamos operado hace años y que acude a nuestra consulta con la historia descrita.

Después del estudio se le realizó una operación por laparoscopia cumpliendo los principios necesarios para solucionar su problema.

  1. Disección del hiato esofágico y cierre del mismo sobre sonda calibrada.
  2. Funduplicatura (manguito) sobre el esófago para impedir que los ácidos suban.
  3. Comprobación de la realización correcta de la operación
Hiato ancho sin Hernia
Hiato ancho sin Hernia.
Disección del hiato esofagico.
Disección del hiato esofagico.
Cierre del hiato calibrado sobre sonda.
Cierre del hiato calibrado sobre sonda.
Funduplicatura ( manguito )  gastrico sobre el cardias ( esfinter ).
Funduplicatura ( manguito ) gastrico sobre el cardias ( esfinter ).


Es muy común recibir consultas de personas que operadas por laparotomía (abriendo el abdomen) han presentado alguna complicación o problema por el cual han de ser operados otra vez.

La pregunta siempre es la misma: el cirujano me ha dicho que al haber sido operado por cirugía abierta ahora no me pueden operar por laparoscopia (menos agresivo) ¿Es cierto?

La respuesta es NO, y les dejamos como ejemplo el caso de un paciente de 41 años que habiendo sido operado por laparotomía (abierto) del páncreas, le quedó una secuela: un pseudoquiste de páncreas.

Esta cirugía, que les mostramos en fotos, está considerada una cirugía de alta complejidad tratada solo por laparoscopia en las unidades de hígado y páncreas de los hospitales más importantes de cada comunidad y no en todos.

Al paciente que les mostramos, lo reoperamos por laparoscopia (sin abrirlo) solucionando el problema del páncreas y siendo dado de alta a los tres días de la intervención con dos pequeños drenajes que se ven en la foto y que se retiraron a los cinco días, con excelentes resultados quirúrgicos y estéticos.

La posibilidad de hacer operaciones por laparoscopia, a pacientes que ya han sido operados por vía abierta, depende de varios parámetros.

El primero y más importante es la experiencia del cirujano y del equipo quirúrgico en cirugía laparoscópica.

El segundo, que se realice en un centro especializado; pues esto garantiza que está perfectamente equipado con todo el material e instrumental necesario para resolver el problema de esa cirugía.

Tercero, que el hospital disponga de todos los servicios necesarios para las cirugías más complejas: UCI, banco de sangre y todo tipo de servicios por si en algún caso fuese necesario utilizarlos.

El Centro que dirijo ha sido siempre consciente que para obtener los mejores resultados, es necesario reunir los puntos anteriores. Este es el motivo de que Centro Laparoscópico Dr. Ballesta esté considerado como Centro de Excelencia y referencia a nivel nacional e internacional, pudiendo realizar las cirugías que otros dicen no realizables; de lo cual nos sentimos muy orgullosos.

Pancreas sano con pseudoquiste al fondo.
Pancreas sano con pseudoquiste al fondo.
Disección del pseudoquiste.
Disección del pseudoquiste.
Limpieza del interior de pseudoquiste antes de quitarlo.
Limpieza del interior de pseudoquiste antes de quitarlo.
Extirpación del pseudoquiste.
Extirpación del pseudoquiste.
Colocación de drenaje una vez finalizada la extirpación.
Colocación de drenaje una vez finalizada la extirpación.
Estado de la piel con la antigua cicatriz y los drenajes sobre ella. Puntos de entrada para hacer la laparoscopia.
Estado de la piel con la antigua cicatriz y los drenajes sobre ella. Puntos de entrada para hacer la laparoscopia.