¿COMO SABER SI TENGO MAS RIESGO DE SUFRIR UN CANCER GÁSTRICO? ¿QUÉ DEBO TENER EN CUENTA?

3 febrero, 2021 0
cancer-gastrico.jpg

Cuando hablamos de ‘factores de riesgo’ nos referimos a diferentes aspectos que pueden aumentar  la posibilidad de que usted padezca una enfermedad determinada.  Sobre algunos factores de riesgo podemos actuar, como el tabaco,  el alcohol  o el tipo de alimentación, mientras que sobre otros, como los antecedentes familiares o la edad viene predeterminados y  no podemos actuar.

Tener algún factor de riesgo, o incluso varios, no significa que la persona tendrá una determinada enfermedad con el 100% de seguridad. Lo que significa es que tiene más posibilidades de padecer esa enfermedad que otra persona que no tiene esos factores de riesgo.

¿Cuáles son los factores de riesgo para poder desarrollar un Cáncer de estómago?

Existen factores de riesgo que son comunes a muchas enfermedades y otros más específicos para alguna enfermedad en concreto. En este caso vamos a comentar los que pueden favorecer la aparición de un Cáncer de estómago.

La mayoría de personas diagnosticadas de cáncer de estómago (también llamado Cáncer Gástrico) se encuentran entre los 60 y 85 años, pero a partir de los 50 años ya aumenta de forma importante la posibilidad de que aparezca.

Se conoce que los siguientes aspectos pueden favorecer el desarrollo de un Cancer de estómago:

  • Antecedentes familiares de Cancer de estómago. Las personas con familiares de primer grado (padres, hermanos e hijos) que han tenido cáncer de estómago tienen mayores probabilidades de padecer esta enfermedad
  • Infección por la bacteria Helicobacter pylori. Parece ser una de las causas principales de cáncer de estómago. Una infección durante mucho tiempo con esta bacteria puede hacer que se inflame el estómago. A la inflamación del estómago se le denomina gastritis. Si se mantiene esta infección, se provoca una gastritis crónica que se llama  gastritis crónica atrófica,  con cambios en el  estómago que pueden evolucionar a cancer.
  • El estómago de las personas con gastritis crónica atrófica no es capaz de segregar una sustancia llamada ‘Factor Intrínseco’. Esta sustancia es necesaria para poder absorber la Vitamina B12 que se encuentra en los alimentos que comemos y que se necesita para producir nuevos glóbulos rojos. Por tanto, también presentarán déficit de glóbulos rojos por falta de vit B12. A este déficit se le llama Anemia Perniciosa.
  • Una alimentación que incluya la ingesta frecuente de alimentos ahumados y salados. Se trata de los alimentos ahumados, pescados y carnes saladas así como vegetales conservados en vinagre. Estos alimentos contienen nitritos y nitratos que una vez ingeridos pueden transformarse en sustancias nitrosadas, que se han visto relacionadas con mayor posibilidad de desarrollar un cáncer de estómago.
  • Una alimentación baja en frutas y verduras.
  • Tabaquismo
  • Pólipos en el estómago. Se trata de acúmulos de células en el revestimiento del estómago. En la mayoría de casos no se vuelven cancerosos. Sin embargo, un tipo de pólipos denominado adenomatoso, ó adenomas, pueden convertirse en cáncer de estómago.
  • Antecedente de Cirugía previa sobre el estómago. Aquellas personas a las que se ha quitado una parte de estómago años antes, tienen mayor posibilidad de desarrollar un cáncer de estómago. Se cree que se debe a que el estómago que ha quedado produce menos ácido y un ambiente menos ácido en el estómago permite que sobrevivan más bacteras que pueden favorecer la producción de nitritos. Además, tras la cirugía del estómago, existirá mayor posibilidad de que la bilis del intestino pase al estómago y puede aumentar el riesgo. Por lo general, suele ocurrir a partir de 20 años después de la cirugía
  • Personas con inmunodeficiencia variable común (CVID). El sistema inmunitario de estas persona no puede producir suficientes anticuerpos frente a los gérmenes y, en consecuencia, sufren de infecciones frecuentemente. Presentan gastritis crónica atrófica y anemia perniciosa con más frecuencia y tienen más probabilidad de padecer linfoma gástrico y cáncer de estómago.
  • Algunas ocupaciones, como es el caso de los trabajadores en las industrias de carbón, metal y hule (goma) parecen presentar un mayor riesgo de padecer cáncer de estómago.
  • Por razones desconocidas, las personas con el tipo de sangre A tienen un mayor riesgo de llegar a padecer cáncer de estómago que los otros grupos sanguíneos.
  • Síndromes de cáncer hereditario. A continuación indicamos algunas afecciones hereditarias que pueden favorecer la aparición de cáncer de estómago. Una de ellas es el cáncer gástrico difuso hereditario, que se debe a una alteración genética. Es muy poco frecuente pero la posibilidad de desarrollar cáncer de estómago a lo largo de la vida es muy elevada. Otro de estos síndromes es el Síndrome de Lynch o cáncer colorrectal hereditario sin poliposis (HNPCC), donde existe una alteración genética hereditaria que aumenta la posibilidad de cáncer colorectal, de estómago y otros. En la poliposis adenomatosa familiar, los pacientes tienen muchos pólipos en colon, y, a veces, también en estómago e intestinos. Tienen aumentada sobretodo la posibilidad de cáncer de colon, pero también está algo aumentada la posibilidad de padecer un cáncer de estómago. Por otra parte, las personas con mutaciones de los genes hereditarios del cáncer de mama (BRCA1ó BRCA2) también pueden tener una tasa mayor de cáncer de estómago. Otra mutación genética es la que provoca el Síndrome de Peutz-Jeghers (PJS), donde las personas tienen pólipos en el estómago y los intestinos, además de otros sitios como la nariz, las vías respiratorias ó la vejiga urinaria. Las personas con este síndrome también pueden presentar manchas oscuras como pecas en los labios, parte interior de las mejillas ó en otras zonas del cuerpo y tienen mayor riesgo de cáncer de mama, colon, páncreas, estómago , entre otros.

 

En estos casos de mayor riesgo, se pueden hacer pruebas que permitan detectar la enfermedad lo antes posible y, en consecuencia, poder realizar un tratamiento más efectivo, menos agresivo y con mejores resultados. En el caso del Cancer de Estómago, la prueba más eficaz es la Endoscopia o Fibrogastroscopia, que consiste en introducir un tubo a través de la boca hasta el estómago. Este tubo tiene una cámara que permite ver en una pantalla cómo está la mucosa del estómago y del esófago. Si el médico endoscopista que realiza la prueba lo considera oportuno, tomará muestras de tejido para un análisis microscópico que permita diagnósticos precoces y, según el diagnóstico, se establecerá el tratamiento más conveniente.

cancer-gastrico

 

Si presenta algunas de las condiciones o factores antes mencionados, no dude en consultar a su médico sobre la conveniencia de realizar una fibrogastroscopia.

Una vez diagnosticado el cáncer de estómago, el tratamiento a realizar será la cirugía que en los centros con amplia experiencia se realiza por laparoscopia. Siendo el equipo de Centro Laparoscópico el primer centro en el mundo en operar los tumores (cáncer) gástricos por laparoscopia.

Dra. C. Balagué

 

En nuestra web encontrará en qué consiste y como se realiza esta cirugía.

www.clb.es