Resultados para: piedras en la vesícula

59.jpg

Las piedras en la vesícula o colelitiasis son la formación de depósitos cálcicos, bilirrubina, sales biliares y otras sustancias en el interior de la vesícula biliar.

La vesícula biliar, es una bolsa donde se almacena la bilis, para que cuando se necesita pueda ser utilizada para la digestión de las grasas y otros alimentos. Esta bilis clara y fluida, por diferentes motivos puede espesarse formando un barro que se deposita en la pared y fondo de la vesícula y que al endurecerse formará pequeños cálculos (piedras) que con el tiempo se van haciendo más grandes hasta alcanzar ocasionalmente varios centímetros de diámetro.


piedras-vesicula-biliar.jpg

12 septiembre, 2019 Piedras en la vesícula0

Las piedras en la vesícula, litiasis o colelitiasis, se originan por la ruptura del equilibrio entre los elementos que conforman la bilis, favoreciendo la acumulación de cristales. Inicialmente pueden ser muy pequeños, como “microlitiasis” o “barro biliar” pero con el tiempo pueden alcanzar mayor tamaño y convertirse  en piedras (únicas o múltiples). Para saber más sobre el diagnóstico y tratamiento de la litiasis biliar, consulta aquí.


dolor-estomago-600x398.jpeg

Las cifras relativas a las piedras en la vesícula delantan que se trata de una afectación bastante frecuente. De hecho, es común que el 50% de las mujeres y el 30% de los hombres, formen piedras o barro en la vesícula biliar, a lo largo de su vida.

¿Cuáles son los síntomas de las piedras en la vesícula?

Por lo general, antes o después, el 90% de los que las padecen presentan dolor en el abdomen.

Pero, ¿es siempre igual este dolor? La respuesta es No.

El dolor típico que provocan las piedras generalmente aparece después de una ingesta copiosa (especialmente grasas), viaje en tren o en coche, o intolerancia a los alimentos.

Generalmente el dolor se inicia bruscamente en el lado derecho bajo las costillas y se irradia (corre) a la espalda. Puede darse dolor con o sin vómitos.

Sin embargo, a veces no es así y se manifiesta de otras formas, que incluso los médicos no reconocen como litiasis biliar.

¿Qué sintomas no frecuentes pueden provocar las piedras en la vesícula?

Vamos a describir varios tipos de dolor que pueden provocar las piedras en la vesícula biliar y en los que generalmente no pensamos.

El primero de ellos



La litiasis biliar o piedras en la vesícula, es una de las más frecuentes enfermedades que padece el ser humano; y por sus características puede producir las más graves complicaciones, muchas de las cuales conducen a la muerte del paciente.

También es cierto que algunos de los procedimientos que se utilizan para tratarla no son inocuos y tienen sus riesgos.

Por todo ello, intentaremos analizar aquí cuando se ha de operar una persona que  tiene piedras en la vesícula.

La primera pregunta que tiene que realizarse la persona que padece esta patología es: ¿Es suficiente la ecografía abdominal para diagnosticar las piedras de la vesícula?

La respuesta es SÍ. Constituye la prueba de primera elección ante la sospecha clínica de colelitiasis, pero no es suficiente para indicar la cirugía. Antes de operar es obligado realizar una analítica en la que la bilirrubina y las pruebas de función hepática nos permitirán conocer y sospechar el grado de inflamación de la vesícula biliar, hígado, páncreas y si existen también piedras en el colédoco o conducto de la bilis.

En este último caso, la realización de pruebas complementarias como la eco-endoscopia o la colangio –resonancia nos



La pregunta más común, tras conocer una persona, que tiene barro o piedras en la vesícula, es: ¿Doctor por qué he de operarme si no tengo dolor ni molestias?
Más abajo, encontrará un vídeo que le aportará la respuesta a su pregunta.
Antes de ver el vídeo, quiero responder a esa pregunta:
Todo paciente que tiene barro o piedras en la vesícula (como si fuese un volcán que entra en erupción) puede presentar, en cualquier momento, de forma brusca e inesperada, tres problemas:
Colecistitis aguda, que si se deja evolucionar, en cosa de días u horas, presentará gangrena y focos de infección (pus) dentro del hígado, con alto índice de mortalidad.
Coledocolitiasis (al pasar la piedra al conducto de la bilis), poniéndose el paciente amarillo (ictericia), orina oscura (color coñac) e infección secundaria del hígado (colangitis) que se acompaña de fiebre y alta tasa de mortalidad.
Pancreatitis. Es la complicación más grave y se produce cuando pasa el barro o las piedras de la vesícula al conducto de la bilis y tapona el páncreas (produciendo una infección). Esta complicación produce un 10% de mortalidad.

El video que podrá ver a continuación, corresponde a un