peritonitis.jpeg

<div id="dslc-theme-content"><div id="dslc-theme-content-inner"><h2>Una espina de pescado puede causar peritonitis y ésta, si no es tratada a tiempo mediante cirugía, puede causar la muerte.</h2> <p>A menudo comemos pescado pero no somos conscientes de la gravedad que puede suponer tragarnos una espina.</p> <h3>Por suerte, situaciones de vida o muerte, como la causada por la espina de pescado que provocó una peritonitis la semana pasada, son excepcionales.</h3> <p>En post anteriores ya hemos escrito sobre la utilidad de los avances tecnológicos en cirugía. Hace pocos días, tuvimos el caso de una paciente, de quien podemos decir que está viva gracias al teléfono móvil.</p> <p>Desde hace muchos, muchos años, todos mis pacientes tienen mi teléfono móvil personal por si lo necesitan.</p> <p>Hace dos semanas el marido de una paciente a la que habíamos operado hacía dos años; llamó para que le mandásemos copia de su historial clínico, ya que estaba ingresada en el otro extremo de España, a mil kilómetros de su casa y no disponía de la documentación que le habíamos dado en el momento del alta.</p> <p>Tras enviárselo, fue operada en ese hospital con el diagnóstico de <strong>peritonitis de etiología no definida</strong>. Le colocaron un drenaje y después de lavar el abdomen la remitieron </p></div>…</div>



La peritonitis es un cuadro de máxima gravedad producido por muchas enfermedades, siendo la más común la apendicitis.

Diagnóstico de la peritonitis

Consiste en una infección por salida de líquido intestinal a la cavidad peritoneal inundándola de pus y produciendo la muerte del paciente si no se opera.

Para poder tratar, lavar y limpiar la causa de la peritonitis (apéndice, colon, estómago, vesícula biliar, etc…) era necesario abrir al enfermo de arriba abajo, para poder ver el interior del abdomen. El riesgo de infección de la herida, de hernia y cicatrización defectuosa, comporta muchos días de ingreso y en ocasiones varias operaciones.

Tratamiento mediante laparoscopia

Mediante la técnica laparoscópica, como mostramos en el video, a través de tres orificios nos metemos dentro del abdomen y con una mejor visión que abriendo; podemos realizar los mismos gestos y operación que haríamos por cirugía abierta, sin los problemas que produce la cirugía laparotomica: infecciones, reintervención y cicatrices defectuosas.

El ejemplo que nos hará entender la diferencia, sería comparar una visita para ver la Capilla Sixtina, o en un museo abriendo el techo para mirar desde fuera, o entrar por la puerta para contemplar paredes y techos desde dentro. ¿Cómo cree usted que



La Oclusión Intestinal u obstrucción intestinal después de cirugía abdominal es una complicación que se puede presentar hasta en un 15% de los pacientes, las cuales son importantes diagnosticar debido a que si no se solucionan ponen en peligro la vida del paciente pudiéndole causar una isquemia intestinal, perforación, peritonitis e inclusive llevarlo hasta la muerte al no hacer el diagnóstico y tratamiento adecuadamente de forma precoz.

Pruebas de diagnóstico de la Oclusión Intestinal

El TAC constituye la prueba más fiable para el diagnóstico y la etiología (causa) de la Oclusión Intestinal. La obstrucción del intestino delgado es la localización más frecuente en un (76%) y la etiología o causa más común son las adherencias (pegaduras ó bridas). En Cirugía Bariátrica se ha de pensar hernias internas como otra posibilidad.

Las Oclusión Intestinal se puede presentar con mayor frecuencia 18 meses después de la cirugía sin embargo existen comunicaciones desde el primer día postoperatorio hasta 15 años después de la operación.
En la actualidad la Cirugía Laparoscópica en manos de profesionales expertos, se considera más idónea que la cirugía (laparotómica / abierta) para el tratamiento de obstrucción intestinal, en base a varias premisas: un bajo o casi nulo porcentaje



El apéndice cecal o vermiforme es una estructura tubular localizada en el ciego (primer segmento del intestino grueso o colon). Se trata de un resto embrionario cuya función no es bien conocida. Aunque no tiene ninguna función exclusiva, contiene folículos linfoides y parece formar parte del sistema inmune del organismo.

El tratamiento para la Apendicitis Aguda es el siguiente. La evolución natural de la apendicitis es a la perforación y peritonitis. Por ello, el tratamiento óptimo es la extirpación quirúrgica del apéndice o apendicectomía. Puede realizarse mediante una incisión en la fosa ilíaca derecha, o bien, de forma más segura mediante Cirugía Laparoscópica con 3 incisiones de menos de 10 mm.

Les presentamos un video explicativo de esta operación por Cirugía Laparoscópica llevado a cabo por el Dr. Carlos Ballesta López en el Centro Laparoscópico Dr. Ballesta
 



1 diciembre, 2009 EnfermedadesUrgencias0

Una de las complicaciones más frecuentes de la úlcera duodenal es la perforación. La úlcera duodenal es una enfermedad que está relacionada con la toma de anti-inflamatorios tipo aspirina y corticoides, no obstante, se sabe que el factor más impor-tante relacionado con la aparición de enfermedad ulcerosa, tanto gástrica como duo-denal, es la existencia de una bacteria en la mucosa del estómago que se llama Helycobacter pylorii. El ambiente ácido favorece el crecimiento de esta bacteria, por eso, los pacientes con un aumento de secreción ácida suelen tener dicha bacteria y desa-rrollar úlceras gástricas y duodenales. La enfermedad ulcerosa cursa a brotes y pre-senta un ciclo estacional de modo que los síntomas se agravan, más frecuentemente, en primavera y otoño.

TRATAMIENTO
El tratamiento de la úlcera duodenal perforada es quirúrgico y debe realizarse con carácter urgente y sin demora pues exite una situación muy grave de peritonitis. No hay otro tratamiento posible. En el momento de operar, es importante tomar mues-tras (biopsia) de la mucosa del estómago para determinar si existe Helycobacter pylorii. Si es así, que es lo más habitual, el tratamiento consiste en suturar la úlcera perfora-da y lavar bien toda la cavidad abdominal que está contaminada con