26 agosto, 2013 bypass gástrico11

Entre las técnicas utilizadas en la última década para el control de la obesidad hay tres tendencias a nivel de tratamientos:

-Las dietas y productos milagrosos, estos últimos ineficaces cuando no peligrosos.

-Los procedimientos endoscópicos: Balón intragástrico, Pose y Endobarrier, sobre  los que ya hemos escrito en este blog.

-Las técnicas quirúrgicas: Banda gástrica, Sleeve o Gastrectomía tubular, By-pass gástrico y Diversión biliopancreática o Switch duodenal.

Las dietas y ejercicio físico deben ser el primer intento o procedimiento de control de la obesidad grado I y II (sobrepeso y obesidad leve), es decir aquellos pacientes que tienen un IMC inferior a 35.

Algunas de estas dietas (especialmente las disociadas) son tan efectivas (pérdidas máximas de peso) como peligrosas. El ejemplo es que el endocrino y promotor más famoso de una de ellas se encuentra inhabilitado y en Francia tras un proceso judicial.

Evidentemente no todas las dietas son así. Sin embargo es muy importante que toda dieta que se haga sea controlada por un endocrino, que en algunos casos añadirá medicación. Esta medicación estará siempre registrada y controlada por el Ministerio de Sanidad.

Es común que con el tiempo las dietas resulten ineficaces, pero al menos lo habremos intentado.

Los



9 marzo, 2012 Obesidad mórbida0

Hace unas semanas se habló de cómo intervienen las hormonas en la aparición de la obesidad. Se llegó a la conclusión de que la obesidad no es solo un problema relacionado con la alimentación. Aunque sabemos que también el exceso de ingesta de alimentos y la mala alimentación es una de sus causas más comunes.

El tratamiento para la obesidad se basa en un programa de modificación de hábitos donde se elabora una dieta individualizada y se combina con una práctica de ejercicio físico. Con todo ello se consigue un equilibrio energético negativo, es decir, que las calorías que se han consumido a lo largo del día superen a las que se han ingresado.

Es evidente que hay alimentos hipercalóricos como chocolates, dulces, frutos secos e hipocalóricos, como los vegetales; entre los dos extremos hay una gran variedad; por lo que incluimos esta tabla donde se observan los alimentos recomendados y los que se deben evitar. El objetivo es conseguir un aporte calórico proporcional o inferior al gasto energético diario (calorías que quemamos).

Grupo de alimento Recomendados Limitar Evitar
Lácteos Descremados, quesos frescos. Yogures desnatados, edulcorados Quesos semicurados Enteros. Azúcarados en porciones
Féculas Pan, patata, pasta, arroz, legumbres Cereales, chips,


Es común que cuando un paciente operado de Obesidad Mórbida solicita una ECOGRAFÍA HEPÁTICA a su médico de cabecera, el preguntarle ¿para qué se solicita o qué utilidad tiene?

Utilidad de la Ecografía Hepática

El paciente Obeso Mórbido, entre otros muchos problemas presenta Hígado Graso. El 8% evoluciona a Cirrosis si no se controla.

Una de las ventajas o beneficios de la Cirugía es que al perder peso desaparece el Hígado Graso.

Por otra parte no todos los cirujanos extirpan (quitan) la Vesícula Biliar en la Cirugía de la Obesidad. Nosotros sólo la quitamos cuando tienen Litiasis Biliar (Piedras en la Vesícula).

Cuando se pierde peso de forma importante, dietas, cirugía, etc. en el 10% de los casos aparece barro o Piedras en la Vesícula que tiene riesgo de producir cólicos hepáticos, pancreatitis, etc.

De todo lo anterior se deduce que la ECOGRAFÍA HEPÁTICA en el postoperatorio de obesidad tiene su objetivo.

  • Seguir la evolución del hígado graso hasta que se normaliza (se vuelve normal).
  • Descartar litiasis biliar (piedras en la vesícula) que en caso de ser positiva (diagnosticarse piedras) se aconseja la colecistectomía (quitar la vesícula y las piedras) para evitar dolores y problemas.

Ejemplo de



Es cada vez más frecuente que pacientes que se han sometido a cirugía de la obesidad, consulten por reganancia o recuperación de peso. Su duda es:

¿Pueden volver a operarme si ya estoy operado de obesidad?

La respuesta es SÍ, pero se ha de matizar en base a diferentes situaciones, en función de las cuales tendremos la respuesta final y que son las siguientes:

  • ¿Qué tipo de operación le realizaron la primera vez?
  • ¿Cuál es la causa de querer reoperarse por segunda vez?
  • ¿Cuánto tiempo ha transcurrido desde la operación?

Antes de poder responder con precisión a la pregunta, independientemente del tipo de operación realizada la primera vez, será necesario realizar múltiples y variados estudios: radiografía de estómago, estudio del tránsito intestinal, TAC, analítica y análisis de vitaminas, oligoelementos, etc. Todo esto nos dará un plano o guía de ruta a seguir para indicar con precisión la técnica quirúrgica (operación) a realizar para solucionar el motivo de la consulta.

Utilizamos un par de ejemplos para hacer entender todo lo anterior:

Un paciente a quien hace dos o tres años se le realizó un Sleeve Gástrico o se le colocó una Banda Gástrica
, y regana (vuelve a recuperar) el peso