10_quirofano.jpg

3 octubre, 2016 bypass gástricoHernias0

<div id="dslc-theme-content"><div id="dslc-theme-content-inner"><figure id="attachment_2601" style="width: 250px" class="wp-caption aligncenter"><img class="size-full wp-image-2601" src="http://www.cballesta.com/wp-content/uploads/2016/10/tipos-hernias.jpg" alt="tipos de hernias" width="250" height="250" srcset="http://www.cballesta.com/wp-content/uploads/2016/10/tipos-hernias.jpg 250w, http://www.cballesta.com/wp-content/uploads/2016/10/tipos-hernias-160x160.jpg 160w" sizes="(max-width: 250px) 100vw, 250px" /><figcaption class="wp-caption-text">Qué es una hernia, diagnóstico y tratamiento</figcaption></figure> <p>En este artículo vamos a tratar las <strong>HERNIAS</strong>:</p> <h2><strong>Qué es una hernia,</strong> <strong>cómo se diagnostica y cuál es su tratamiento.</strong></h2> <h2><strong><a href="http://www.cballesta.com/grandes-hernias-del-diafragma-para-esofagica/" onclick="_gaq.push(['_trackEvent', 'outbound-article-int', 'http://www.cballesta.com/grandes-hernias-del-diafragma-para-esofagica/', 'Qué es una hernia']);" >Qué es una hernia</a></strong></h2> <p>Se define una hernia como la salida del contenido del abdomen a través de la pared abdominal. Este contenido pueden ser vísceras o grasas (epiplon). Las hernias más comunes son las <a href="http://www.clb.es/enfermedades/hernia-inguinal" onclick="_gaq.push(['_trackEvent', 'outbound-article', 'http://www.clb.es/enfermedades/hernia-inguinal', 'hernias inguinales']);" ><strong>hernias inguinales</strong></a>, pero existen diversos tipos de hernia.</p> <p>Las hernias pueden ser de dos tipos:</p> <p>Hernias Primarias: salen por orificios naturales: ingle, ombligo, etc.</p> <p>Hernias Secundarias: se manifiestan a través de cicatrices de operaciones previas.</p> <p>Las <strong>hernias primarias</strong> tienen su causa en una debilidad de los músculos del abdomen, secundarios a la anatomía defectuosa; aumento de la presión abdominal (obesidad, embarazo, etc..) o la edad, en la que se pierde músculo y la fuerza de estos, lo que hace más débiles los orificios naturales que se reflejan en el esquema.</p> <p>Las <strong>hernias secundarias</strong> a cirugías previas son causadas por infección de la herida, debilidad de la pared abdominal o ambas cosas; siendo conocidas también con el nombre de <strong>eventración</strong>; pues cuando la hernia es grande el bulto puede alcanzar el tamaño de un balón de </p></div>…</div>



Cada vez son más los pacientes que consultan por presentar Esófago de Barrett después de padecer durante años de Hernia de Hiato y seguir tratamiento médico. Hemos de hacer una diferenciación clara entre lo que es y como se comporta la Hernia de Hiato y el Esófago de Barrett; aunque caminen unidos.

La Hernia de Hiato es el resultado de una alteración anatómica a nivel del hiato esofágico, lugar de comunicación virtual entre el tórax y el abdomen. Se caracteriza por el paso parcial del estómago al tórax, es una enfermedad benigna y solo da clínica cuando se une a la incompetencia del esfínter que cierra la unión del esófago y estómago, produciendo ardores, acidez y dolor retroesternal, signos clínicos sospechosos de esofagitis (Se ha de confirmar por endoscopia). La Hernia de Hiato solo ha de operarse cuando produce esofagitis.

El Esófago de Barrett puede ir unido o no a la Hernia de Hiato, es el resultado del reflujo ácido al esófago y constituye el estadio más grave de la esofagitis o inflamación del esófago.

Pero mientras la Hernia de Hiato no puede degenerar en cáncer, el Esófago de Barrett es una enfermedad precancerosa, es decir, a lo



La enfermedad de Reflujo Gástrico-Esofágico Patológico (ERGE), es uno de los problemas más comunes que presenta la población general; siendo la primera causa de consulta médica y una de las enfermedades más simples de resolver por cirugía laparoscópica.

El 20% de estos pacientes presentan síntomas y molestias que le impiden hacer una vida normal. El ardor, acidez y quemazón, que empieza en el estómago asciende por el pecho (junto al corazón) pudiendo llegar al cuello. En los casos graves, puede incluso producir faringitis, disfonía (perdida de voz) y tos por la noche.

En ocasiones la comida sube espontáneamente a la boca (regurgitación) siendo causa de halitosis y mal sabor de boca. Todos estos síntomas que imposibilitan o dificultan una vida normal, son fáciles de diagnosticar por endoscopia.

¿Por qué se producen estos síntomas de reflujo?

Para entender porque se produce el Reflujo Gástrico-Esofágico y se hace patológico, solo tenemos que fijarnos en el esquema que acompañamos, y los factores que actúan en él.

Los alimentos que ingerimos por la boca, progresan a través de un tubo llamado esófago, situado en el tórax, que hemos de recordar que tiene una presión negativa respecto al abdomen, mientras este ejerce una presión positiva.



Me realizan la pregunta:
Un bebé de dos meses con una Hernia Inguinal que ha de operarse. Cuál es el mejor procedimiento:

¿Se puede hacer la cirugía infantil por Laparoscopia?

Empezaremos respondiendo a la segunda pregunta:
La cirugía infantil se puede realizar, independientemente de la enfermedad, por Laparoscopia. Es más, se realiza en muchos hospitales por laparoscopia y conozco excelentes especialistas laparoscópicos en cirugía infantil, que realizan todo tipo de cirugía (Hernia Inguinal, Hernia de Hiato, etc.) Incluso existe un instrumental especial para realizarla.

¿Cirugía Laparoscópica o abierta?

En cuanto a la primera pregunta de si a un niño de dos meses es mejor operarlo por Laparoscopia o abierto, es el cirujano que ha de operar el que, según su experiencia, indicará una técnica u otra.

No obstante, son los cirujanos infantiles de cada centro u hospital los que tienen estandarizado realizar cada técnica (operación) quirúrgica.



Hace unos días recibí una consulta de una mujer de 72 años operada de Vesícula Biliar por laparotomía (cirugía abierta) hace 4 años.

Esta Eventración además del bulto deforme del abdomen, le produce dolor continuo pero ha sido rechazada para cirugía por el riesgo que representa esta intervención.

¿Ha de operarse de Eventración?

Los riesgos de una operación dependen de dos factores: la dificultad de la operación y las taras o enfermedades del paciente que se opera.
El riesgo “en si” de la operación de Eventración, al no actuar sobre vísceras (intestino, colon, etc.) no es muy elevado. En un grado de dificultad de 0 a 10, ocuparía el número 2; el riesgo es por consiguiente bajo.

Las taras o enfermedades que presentan las personas que se operan es individual (hipertensos, Diabetes, antecedentes cardíacos o respiratorios) y como tal se han de valorar en cada caso por los especialistas correspondientes.
Estos riesgos individuales de la persona, si no se pueden eliminar, si pueden mejorarse antes de la operación; con el tratamiento adecuado. Por consiguiente, el 99% de las eventraciones se pueden operar con seguridad.

Como realizar esta cirugía

Actualmente, podemos realizarla mediante cirugía abierta (laparotomía), colocando