Hernia de hiato gigante es el término con el que coloquialmente llamamos a la Hernia Paraesofágica, es aquella en la que el Hiato Esofágico o anillo que comunica al tórax con el abdomen, se hace tan grande que permite el paso de todo el estómago al tórax, en ocasiones junto al estómago pasa el colon, intestino delgado y epiplón, lo que hace que cada vez el orificio sea más grande y reciba el nombre de “gigante”.

Diagnóstico de la Hernia de Hiato Gigante

La clínica que produce, junto al dolor gástrico y ardores, es de opresión en el pecho, sobre todo después de las comidas, sensación de ahogo (disnea), palpitaciones del corazón (por la presión que realizan sobre el corazón los órganos que han pasado al tórax) y regurgitaciones de los alimentos a la boca (especialmente de noche) con tos nocturna.

Tratamiento de la Hernia de Hiato Gigante

El tratamiento que es siempre quirúrgico, debe hacerse por Cirugía Laparoscopia. Es una hernia difícil de operar, por el gran saco herniario que le acompaña y que habrá que extirpar por el peligro de lesión de los órganos a los que se pega el estómago; esófago, pleura y corazón.

El cierre



22 agosto, 2011 bypass gástrico135

En ocasiones nos encontramos en la consulta, con pacientes que padecen Hernia de Hiato, que no se quejan de las molestias gástricas, pero que desde hace meses han visitado al neumólogo, otorrino, alergólogo, etc. por síntomas de enfermedades relacionadas con estas especialidades, pero que descartan que tengan su causa en ellas.

Por una parte el especialista digestivo, incluso el cirujano, desaconseja operar por no tener clínica gástrica o de esofagitis.

Por otra parte, los especialistas consultados (neumólogo, otorrino, etc) no encuentran causa que tratar, pero el paciente continúa con tos nocturna (irritativa) faringitis, pérdida de voz frecuentes, etc.

¿Por qué ocurre esto y cuál es su solución?

Se trata de una manifestación atípica de la Hernia de Hiato (ver en este blog los síntomas clásicos o comunes de la Hernia de Hiato) Sin entrar en los estudios necesarios para operar una Hernia de Hiato, que hemos expuesto ya, nos centraremos en el problema.

La causa de los síntomas que padece la persona, son los ácidos del estómago que por tener el cardias continuamente abierto, suben por el esófago hasta la boca, produciendo inflamación de faringe, cuerdas vocales, etc…Incluso cuando estamos dormidos pasan a los bronquios (causa de



Cada vez son más los pacientes que consultan por presentar Esófago de Barrett después de padecer durante años de Hernia de Hiato y seguir tratamiento médico. Hemos de hacer una diferenciación clara entre lo que es y como se comporta la Hernia de Hiato y el Esófago de Barrett; aunque caminen unidos.

La Hernia de Hiato es el resultado de una alteración anatómica a nivel del hiato esofágico, lugar de comunicación virtual entre el tórax y el abdomen. Se caracteriza por el paso parcial del estómago al tórax, es una enfermedad benigna y solo da clínica cuando se une a la incompetencia del esfínter que cierra la unión del esófago y estómago, produciendo ardores, acidez y dolor retroesternal, signos clínicos sospechosos de esofagitis (Se ha de confirmar por endoscopia). La Hernia de Hiato solo ha de operarse cuando produce esofagitis.

El Esófago de Barrett puede ir unido o no a la Hernia de Hiato, es el resultado del reflujo ácido al esófago y constituye el estadio más grave de la esofagitis o inflamación del esófago.

Pero mientras la Hernia de Hiato no puede degenerar en cáncer, el Esófago de Barrett es una enfermedad precancerosa, es decir, a lo



La enfermedad de Reflujo Gástrico-Esofágico Patológico (ERGE), es uno de los problemas más comunes que presenta la población general; siendo la primera causa de consulta médica y una de las enfermedades más simples de resolver por cirugía laparoscópica.

El 20% de estos pacientes presentan síntomas y molestias que le impiden hacer una vida normal. El ardor, acidez y quemazón, que empieza en el estómago asciende por el pecho (junto al corazón) pudiendo llegar al cuello. En los casos graves, puede incluso producir faringitis, disfonía (perdida de voz) y tos por la noche.

En ocasiones la comida sube espontáneamente a la boca (regurgitación) siendo causa de halitosis y mal sabor de boca. Todos estos síntomas que imposibilitan o dificultan una vida normal, son fáciles de diagnosticar por endoscopia.

¿Por qué se producen estos síntomas de reflujo?

Para entender porque se produce el Reflujo Gástrico-Esofágico y se hace patológico, solo tenemos que fijarnos en el esquema que acompañamos, y los factores que actúan en él.

Los alimentos que ingerimos por la boca, progresan a través de un tubo llamado esófago, situado en el tórax, que hemos de recordar que tiene una presión negativa respecto al abdomen, mientras este ejerce una presión positiva.