El día 26/06/11 nos desayunamos en toda la prensa nacional con una noticia tan pomposa como falsa.
Tomemos como ejemplo El País- Madrid 26/06/2011
“Un hospital madrileño realiza la primera reducción de estómago a una menor en España” La Unidad ya ha operado a 14 niños con problemas de obesidad.

El contenido del artículo hace referencia al hospital madrileño La Paz. Una adolescente de 15 años y 120 kg, según ha informado la Consejería de Sanidad en un comunicado.

Para concluir diciendo que han realizado 14 operaciones; siete con balón intra-gástrico, seis bandas gástricas y la que anuncian.
Como profesional y Director del Centro Laparoscópico Dr. Ballesta Centro de Excelencia en Cirugía Bariátrica; con más de tres mil operaciones de obesidad en nuestra experiencia (cuatrocientas bandas gástricas); etc, etc…, tengo que puntualizar algunos detalles, resultado de la desinformación y/o ligereza con la que informa la Consejería de Salud. Tanto más, cuando existe un registro nacional de cirugía bariátrica (de la obesidad) a nivel nacional desde el 2007 en la SECO (Sociedad Española de Cirugía de la Obesidad) que lleva un registro que se presenta en sus congresos anuales.

En el Congreso de la Seco (Málaga, Abril 2009) se presentó una



Ocasionalmente, cuando una persona ha de intervenirse quirúrgicamente por alguna patología, puede que padezca dos enfermedades tributarias de cirugía, por ejemplo: hernia de estómago y piedras en la vesícula; divertículos de colon y hernia umbilical, etc.

¿Se pueden realizar ambas cirugías a la vez?

La respuesta es sí, pero condicionada. ¿Condicionada a qué? Se preguntará el paciente.

A unos principios claros que debe conocer el cirujano que realizará las operaciones, y algunos de los cuales citamos a continuación:

  • No se debe mezclar (realizar al mismo tiempo) una cirugía contaminada (por ejemplo una apendicitis aguda) con otra limpia (piedras en la vesícula)
  • No es aconsejable mezclar cirugía oncológica (cáncer) con una cirugía benigna (hernia de estómago).
  • Si para hacer dos cirugías en la misma operación, el tiempo de anestesia se va a prolongar tres o cuatro horas; es preferible realizar las dos intervenciones por separado; pues los resultados y la recuperación del paciente serán mejores.

En conclusión podemos decir que siempre que sea posible y esté indicado deben realizarse las dos operaciones en un solo acto por ofrecer las siguientes ventajas:

  • Evitar un acto anestésico, una entrada en quirófano, trámites de ingreso en clínica, medicación (sueros, analgesia, etc.)
  • Reducir el dolor


30 marzo, 2011 Tratamientos2

Las publicaciones y estadísticas sugieren un incremento significativo en el número de pacientes adolescentes obesos, que se ha acompañado de un aumento de su peso medio. El sistema nacional de salud de Estados Unidos estima que existen mas de 1 millón de adolescentes obesos con edad comprendida entre 13 y 21 años, (en España incluimos como adolescentes hasta los 18 años) con un Índice de Masa Corporal IMC mayor de 35 kg/m².

Aunque el impacto a largo plazo de la Obesidad Mórbida en los adolescentes no está claro, se ha visto que están desarrollando enfermedades similares a las de los adultos (Diabetes, Hipertensión, etc.) de forma precoz.

Basándose en el fracaso para modificar la conducta y los hábitos alimentarios de los adolescentes, los médicos han iniciado el uso de tratamientos agresivos, tales como fármacos y Cirugía Bariátrica.

En el Centro Laparoscópico Dr. Ballesta hemos intervenido mediante By-Pass Gástrico a 32 pacientes adolescentes, 26 mujeres y 6 hombres, con una edad media de 17 años (entre 15-18). El IMC medio en el momento de la cirugía fue de 49.5 (entre 46.4 y 53.1) con una pérdida correcta, descendiendo el Índice de Masa Corporal por debajo de



9 marzo, 2011 Tratamientos4

El diagnóstico de Obesidad Mórbida, solo nos indica un IMC superior a 40 (diviendo peso por altura al cuadrado obtenemos un número superior a 40); pero tan importante como el IMC es la composición corporal que nos permite saber cuanta grasa, músculo y agua hay en el peso.

Impedanciometría

La prueba denominada Impedanciometría o medida de los componentes corporales, es una prueba sencilla, precisa y de fácil realización. Esta prueba nos indica el peso de la persona, su Índice de Masa Corporal (IMC), la distribución en tronco y extremidades; y lo que es más importante, permite especificar los componentes del peso. No es lo mismo pesar 100 kg y tener 80 kg de músculo que tener 80 kg de grasa. En esta segunda hipótesis, los riesgos para la salud y la gravedad son extremos.

Los componentes corporales son los siguientes:

  • M.L.G. Masa magra (masa libre de grasa): es el resultado de la suma del músculo y hueso de cada persona, nos indica la cantidad (en kilos) de músculo que tenemos; lo cual es importante, pues indicará el grado y tipo de ejercicio que debemos realizar, para compensar o equilibrar la masa muscular, si fuese necesario.
  • M.G. Masa grasa: Mide


La Cirugía Bariátrica o de la Obesidad, se sitúa entre las más complejas que se realizan en la especialidad.

Es fácil de entender, que cirugías tan complejas exijan por parte de los anestesistas, unos estudios preoperatorios a nivel de corazón y pulmón específicos. A lo que se suman analíticas que nos indiquen las alteraciones que pueden influir en el resultado de la cirugía.

Dado que las comorbilidades (enfermedades que produce la obesidad) pueden afectar más a órganos sobre los que actúa la cirugía (estómago e intestino), el riesgo de tumores aconseja realizar una valoración por órganos y que los equipos que la practican, sean conocedores de las enfermedades silenciosas de la Obesidad Mórbida.

En nuestra opinión deben realizarse, coordinadas por un experto en el tema (en nuestro caso por el endocrino, conocedor de los riesgos de estas enfermedades), las siguientes pruebas:

  • Analítica: (qué incluye función tiroidea, hepática, renal, hematológica, etc.)
  • Ecografía abdominal: para descartar hepatitis grasa; el 8% evoluciona a cirrosis, Litiasis Biliar, etc.
  • Placa de tórax
  • Tránsito esófago-gástrico digestivo
  • Pruebas de función respiratoria
  • Electrocardiograma
  • Eco Doppler del corazón

A las que se añadirán las específicas de posibles patologías asociadas, una vez diagnosticadas. El estudio sistemático y controlado