En diferentes ocasiones hemos expuesto los riesgos de realizarse una manga o sleeve gástrico, por simple y sencilla que parezca esta técnica.

Incluso sin ser partidarios de ella, hemos expuesto en cursos y congresos ( Congreso Mundial de la IFSO Estambul 2013) los pasos a seguir para evitar estos problemas.

El riesgo de fístulas, torsión, estenosis y reflujo, junto a ser un procedimiento no útil para tratar la diabetes que acompaña a más del cincuenta por ciento de los obesos, reduce la indicación de esta técnica para casos muy concretos.

El caso que mostramos hoy es un ejemplo de todo lo expuesto en anteriores post de este blog.

Dilatación del Sleeve por encima de la estenosis produciendo Hernia de hiato importante y reflujo severo invalidante.
Dilatación del Sleeve por encima de la estenosis produciendo Hernia de hiato importante y reflujo severo invalidante.

Hace diez años nos vino a la consulta un paciente con un IMC bajo que no indicaba la cirugía. Después de explicarle todas las técnicas, los pros y contras de cada una, desaconsejamos la cirugía y el sleeve o manga gástrica que por su bajo IMC le habían sugerido en algún hospital.

Transcurrido el tiempo y tras realizarse la operación en otro centro, regresa a nosotros con los problemas que le indicamos que podrían presentarse:

  • gran hernia de hiato que se refleja en la radiografía.
  • esofagitis (visible por endoscopia)
  • una estenosis del cuerpo gástrico que le produce vómitos y limita su calidad de vida
  • sólo tolera alimentos triturados.
Zona de identificación de la estenosis.
Zona de identificación de la estenosis.

¿Qué solución tienen estos problemas?

Ahora es imprescindible realizarle una cirugía que corrija la hernia del estómago, cerrando el hiato esofágico, y dado que no se puede hacer un mecanismo antirreflujo, pues le extirparon parte del estómago, solo tenemos la opción de realizar una anastomosis (empalme) en Y de Roux por encima de la estenosis.

Es una cirugía que en manos expertas se puede realizar por laparoscopia, pero más compleja que si en su primer momento se hubiera realizado la cirugía indicada.



El sleeve o manga gástrica es la técnica más utilizada para el tratamiento de la obesidad. Se encuentra entre las técnicas restrictivas puras, pero con el hándicap de comportar la extirpación de 4/5 partes del estómago y por tanto ser irreversible.

Desde su inicio se indicó como primera parte de la cirugía de la obesidad extrema. Pues se sabe que entre 2 y 3 años después de esta operación, el paciente regana el peso perdido (total o parcialmente).

Su simplicidad de ejecución y la ausencia de suturas y empalmes popularizaron esta cirugía entre los equipos médicos que se iniciaban en esta especialidad y como tal se ha mantenido (técnica sencilla de realizar para el cirujano que se inicia en este campo).

No obstante, el índice de complicaciones, fístulas, reoperaciones, etc, son superiores a las del by-pass gástrico realizado por equipos con amplia experiencia en cirugía bariátrica. Estas complicaciones hicieron que se forzasen las indicaciones de esta operación, con las que no todos los cirujanos y centros están de acuerdo.

Estas indicaciones básicamente son tres:

  1. Pacientes jóvenes.
  2. IMC entre 35 y 40.
  3. Obesidades extremas, como primer paso del by-pass.

Sin embargo, para nosotros la indicación principal es la enfermedad inflamatoria intestinal y síndrome de intestino corto. Enfermedades casi anecdóticas en el paciente obeso mórbido.

Una crítica de muchos grupos para la cirugía del sleeve o manga gástrica, es que se amputa (extirpa) un órgano (estómago) sano, haciendo irreversible un procedimiento para una enfermedad que en el futuro se tratará con medicación (como hoy ocurre con los cánceres hematológicos)

Analizadas las complicaciones postoperatorias más comunes del sleeve o manga gástrica: fístula, vómitos y torsión, hemos descrito unos detalles técnicos (que presentamos en el vídeo) que evitan estas complicaciones; si bien hacen la cirugía más larga, pero lo más importante es que la hacen más segura. Estos detalles son los siguientes:

  • Invaginación de la línea de grapas en toda su longitud, mediante sutura irreabsorbible
  • Fijación y epiploplastia de la sutura invaginada.
  • Anclaje de toda la curvatura mayor gástrica


En post anteriores, hemos mostrado los puntos y la poca efectividad en la reducción de la capacidad del estómago, causa del fracaso del POSE para el tratamiento de la obesidad.

Hoy mostramos el estómago y su capacidad visto por laparoscopia en su cara externa. La única prueba de que le han realizado un POSE son los puntitos blancos que muestra en la serosa (cara externa del estómago) que se muestra en las imágenes.

Método POSE

La capacidad gástrica que tras un By-pass gástrico es de 50 ml y en la de un Sleeve gástrico de 150 ml aproximadamente, en este estómago y después de someterse al POSE es superior a los 1500 ml ¿Cómo quieren los endoscopistas que funcione, qué el paciente no tenga hambre o que tenga saciedad precoz?

¡Estas fotos que presentamos son la prueba del algodón!

Pues a pesar de todo en anuncios y programas de T.V. siguen hablando de reducción gástrica por endoscopia como tratamiento quirúrgico no invasivo.

Sra. Pilar Rodríguez, me ratifico en que el POSE es una estafa, lo haga quien lo haga. Y haga usted algo por el POSE: “Desenmascararlo”



Han sido varios seguidores del blog que han preguntado por la plicatura gástrica como procedimiento quirúrgico. En respuesta a la Sra. Carmen Troitiño intentaré explicar esta técnica quirúrgica.

En primer lugar he de aclarar que la plicatura gástrica laparoscópica es una técnica englobada dentro de las restrictivas puras; o lo que es lo mismo, reduce la capacidad del estómago y por tanto la cantidad de lo que se puede comer; al igual que la banda gástrica o el Sleeve.

La teoría es “si se come menos, se pierde peso” pero el problema es que si se comen alimentos ricos en calorías se recupera el peso perdido, como con todas las técnicas restrictivas; igual que ocurre con el balón gástrico, el POSE o las dietas. (Cuanta menos restricción, menos peso se pierde y antes se recupera)

¿En qué consiste la operación?
La operación de plicatura gástrica, consiste en liberar toda la curvatura mayor gástrica (zona que se va a plicar o fruncir sobre si misma) de sus anclajes (epiplón y vasos) para mediante puntos de sutura ir invaginando (metiendo el estómago sobre sí mismo como si fuese un calcetín),  hasta reducir la capacidad del estómago (con lo cual se come menos porque cabe menos en el estómago plicado)

Para no cerrar el estómago sobre si mismo se introduce una sonda gruesa en su interior.

Plicatura gástrica

El peligro de este procedimiento es que si aprietas (frunces) mucho, estenosas (estrechas) la entrada del estómago y por consiguiente, después de comer se vomita; teniendo incluso que volver a operar y desmontar la operación.

Si frunces poco queda un estómago grande y la operación no ha servido de nada. Al invaginar el estómago hay que apretar los puntos por lo que el riesgo de desgarro y perforación gástrica es muy importante.

En fin, como dicen los cirujanos “plicatura gástrica es sinónimo de problema postoperatorio” o lo que es lo mismo, por  las características descritas es una técnica que produce más problemas que beneficios.

Por último, comunicar que en muchos países de América Latina, dado el alto coste de las grapas para realizar un Sleeve o manga gástrica, están proponiendo esta cirugía (la plicatura) como su sustitutivo.

Centro Laparoscópico Dr. Ballesta
Dr. Carlos Ballesta



El pasado 23/03/14, con la compra de un diario de difusión en el sur de España, se entregaba un suplemento dominical, (que añadimos al final del texto) donde como todos pueden ver en la foto, se anunciaba a doble página “Novedades contra la obesidad”

Desde el título hasta la foto, en la que aparece una modelo musculada de gimnasio dentro de un pantalón vaquero 20 tallas superior al que necesita, es una estafa o insulto a la inteligencia del lector.

Tras una ligera introducción a la obesidad, pasan a analizar los procedimientos, alguno de ellos como los balones intragástrico, de sobra demostrada su ineficacia a largo plazo y con más complicaciones que la propia cirugía (ver estudios publicados en este blog)

Posteriormente analizan otras técnicas como el POSE, sobre el cual nosotros ya hemos escrito en post anteriores;  el Endobarrier, cuya única indicación es como prueba diagnóstica a la cirugía de la diabetes, el método Apollo que está en experimentación clínica (cobrándole al paciente únicamente el material usado) y que hemos realizado en CLB sin que los resultados sean los deseados. (No pierden el peso reganado posteriormente al by-pass) y el método ASPIRE, ejemplo de locura médica y del que deja que se lo hagan;  consistente en la colocación de un tubo (sonda) en el estómago, por donde salen los alimentos que comes ¡Sin comentarios! Sería mejor dar esa comida a las personas que la necesitan en vez de tirarlo al cubo tras pasar por el estómago.

Valgan como reflexión estas notas que denuncian una publicidad engañosa, en forma de reportaje informativo intentando captar personas de buena fe, desinformadas  y crédulas para que pasen por la consulta a dejarse su economía y con mala suerte hasta la salud.

Publicidad Obesidad engaño
Publicidad a modo de información que es engañosa