CIRUGIA COMBINADA

Cuando se padecen dos patologías diferentes que responden a operación, es común que el paciente que las padece se haga la misma pregunta:

¿Puedo hacerme las dos operaciones a la vez?

Presentamos el caso de un paciente que ingresa de urgencias por hemorragia aguda (vómitos de sangre) e hipotensión (mareo y pérdida de conciencia)

Se le realiza una gastroscopia (ver foto) que muestra tumor gástrico ulcerado responsable de la hemorragia.

El enfermo es diabético tipo 2 medicación dependiente.

Después de un estudio en profundidad y recuperada la situación hemodinámica del paciente, se plantea realizar solo la operación de tumor gástrico, o dado que este no tiene riesgos de malignidad, asociar una cirugía que le permita perder peso y curar la diabetes.

Esta segunda opción, que es la que nosotros preferimos es preciso siempre adaptarla a las condiciones específicas de cada enfermo.

La elección de la técnica a realizar dependerá de las enfermedades que se asocien y de las características de las mismas.

Ha de ser siempre la experiencia del cirujano, las enfermedades que presenta el paciente; y la importancia de estas, las que marquen la conducta a seguir.

Es común y generalmente aceptado asociar en una misma operación la curación de la hernia del estómago y las piedras en la vesícula (si se padecen las dos enfermedades) Pero es más discutible y de ahí la importancia de este post, asociar las cirugías cuando son enfermedades inflamatorias o tumores benignos.

En este caso, el primer objetivo es quitar el tumor que produjo la hemorragia; por lo que la segunda cirugía estará condicionada a la primera.

La cirugía de la diabetes tipo 2, es un procedimiento consolidado a nivel internacional; si bien el procedimiento que nosotros hemos preconizado hace años es el by-pass metabólico, frente al sleeve o manga gástrica (por su mayor índice de curación);  en este caso, la existencia del tumor aconseja realizar un sleeve.

2017-11-02-PHOTO-00004891


CLB-obesidad-1200x654.jpg

Hace un año, el equipo del Centro Laparoscópico en Granada, aceptaba un reto importante: realizar un By-pass gástrico a un paciente de 307 kg.

La operación fue un éxito, y hoy podemos mostrarles que todo esfuerzo por ayudar a los demás, compensa.

Vean el vídeo de Juan Manuel, un año después de la cirugía.

 



endosleeve

Hace unas semanas se anunciaba en prensa “El método Endosleeve logra que el 70% de los obesos tenga un peso normal. Ha sido diseñado al cien por cien por médicos españoles y se realiza sin cortes ni cicatrices

En este post intentaremos aclarar que es un Sleeve gástrico, como se realiza y pros y contras de esta técnica , para posteriormente, analizar el método Endosleeve y demostrar que es imposible realizar un Sleeve por endoscopia.

El Sleeve gástrico diseñado por el Dr. Michel Gagner hace más de una década, es una técnica de reducción gástrica (restrictiva) que consiste en realizar un tubo gástrico reduciendo la capacidad del estómago, de diez a uno, para producir una saciedad precoz (comiendo menos se pierde peso) lo que asociado a dieta hipocalórica, permite que el paciente pierda peso.


cirugia-antes-y-después-1200x888.jpg

LA CLÍNICA MAYO PROPONE UN NUEVO MÉTODO DE VALORACIÓN DE LA OBESIDAD QUE CENTRO LAPAROSCOPICO DR BALLESTA UTILIZA DESDE HACE DÉCADAS

Hace unos días se publicaba la noticia en varios medios anunciando que la Clínica Mayo propone el cambio del IMC (Índice de Masa Corporal) por el de IVB (Índice de Volumen Corporal) por ser más preciso para definir el grado de la obesidad y su gravedad (riesgo de sufrir comorbilidades).

Desde hace más de dos décadas, el equipo que dirige el Dr. Carlos Ballesta en Centro Médico Teknon de Barcelona, detectó las limitaciones del IMC, pero es un método sencillo que es fácil de realizar por cualquier persona, aunque no sea médico.

Tras diferentes estudios y publicaciones que se plasmó definitivamente en el libro El ABC de la cirugía de la obesidad. Ed. Video Médica 2005, se establecían las bases para una mayor precisión del grado y gravedad de la obesidad: El índice cintura/cadera.

Este índice nos indicaba si la obesidad era centrípeta (visceral, de predominio abdominal) o losángica con predominio de muslos y glúteos (externa). En la primera el riesgo de sufrir enfermedades cardíacas es superior a la segunda en proporción de 3 a 1.

Si bien es cierto que el Índice de Masa Corporal por si solo no es suficiente para determinar el grado de obesidad y su gravedad; la realización de una impedanciometria, prueba obligada en toda consulta de obesidad, y especialmente como paso previo a la cirugía y en controles posteriores, soluciona las limitaciones del IMC.

¿En qué consiste la impedanciometría?