La perforación del esófago durante la introducción anestésica de la sonda oro-gástrica, es una complicación poco frecuente que exige amplia experiencia del cirujano para resolverla por laparoscopia.

Los pasos a seguir en esta situación, son fundamentales para el resultado exitoso de la situación.

1º No retirar la sonda que produce la perforación hasta tener marcados los límites superior e inferior de la misma, mediante el primer punto de cierre de la perforación.

2º Cierre completo del orificio de la perforación mediante puntos sueltos de Vicryl.

3º Parche de fundus gástrico sobre la zona del esófago perforada.

4º Colocación de drenaje mediastínico, próximo a la zona suturada.

Siguiendo estos pasos y mediante una cirugía meticulosa, la perforación se comporta como una anastomosis esofágica, de excelentes resultados.

El incumplimiento de estos principios, puede transformar la perforación en una situación compleja e incluso dramática.



La cirugía en el cáncer de estómago alto (cardias) y de esófago, especialmente este último, exige de una cirugía precisa y cuidadosa de todos los ganglios por donde se extiende el tumor.

Las estructuras y órganos que delimitan el mediastino: aorta, pleura, corazón, etc…exigen de una amplia experiencia y capacidad técnica del cirujano que la realiza, para poder curar el enfermo sin poner en peligro su vida por lesión de los órganos arriba indicados.

No es aceptable realizar una cirugía incompleta y esperar que la quimioterapia y/o la radioterapia curen al paciente. El resultado será el fracaso del tratamiento. Por consiguiente, una cirugía radical es necesaria en la enfermedad neoplásica.

Utilizaremos este post para mostrar con un pequeño vídeo como se limpia la grasa mediastínica y ganglios que están situados junto al corazón, lugar donde se encuentran los primeros ganglios próximos al tumor.

Este gesto delicado y preciso, pone de manifiesto que esta cirugía es segura y realizable por laparoscopia, animando al que padece la enfermedad y a sus familiares a no rendirse y luchar por la curación, independientemente de la edad del paciente.

Al paciente que mostramos en el video, se le realizó la limpieza completa del tumor y los ganglios por laparoscopia, alcanzando el cayado aórtico bajo control visual con limpieza ganglionar.

Se realizó la preparación del estómago por vía laparoscópica y a través del mediastino se subió al cuello, donde se realizó una anastomosis esófago-gástrica.

El paciente al tercer día toleraba dieta líquida, cursando con un postoperatorio magnífico.



Durante las próximas semanas y para todos aquellos que no puedan asistir al curso de Asunción en Paraguay, iremos analizando por días, aunque de manera general y divulgativa, los temas a tratar en tan importante evento.

Si bien no vamos a exponer completamente las diferentes conferencias científicas que allí se impartirán, daremos unas pinceladas de forma clara y sencilla sobre las diferentes patologías que afectan a estos órganos; empezando por esófago y posteriormente el estómago sobre el que se hablará el día 10 de noviembre de 2014.

Todo esto lo encontrarán en nuestra web www.clb.es, pinchando en la imagen “Próximo curso de laparoscopia que se celebrará en Paraguay del 10 al 14 de noviembre de 2014

Empezaremos por realizar un análisis aquí y posteriormente mostraremos la cirugía en directo durante el curso:

¿Qué enfermedades del esófago y estómago se pueden operar por laparoscopia con garantías y seguridad?
Hemos de iniciar nuestra exposición anunciando que los equipos con amplia experiencia en cirugía laparoscópica, tratan todas las enfermedades tributarias de cirugía laparoscópica. Todas las ventajas de esta técnica: menos infecciones, recuperación más rápida, no alteración de la inmunidad, etc.. están explicadas en nuestra web (Ver: Acerca de CLB –Cirugía laparoscópica)

¿Qué se opera por esta técnica y qué ventajas tiene?
Las enfermedades más comunes como la hernia de hiato, divertículo de esófago, acalasia y úlceras; han sido analizadas en la web, colgando incluso vídeos de las distintas operaciones.

Solo establecer aquí dos principios básicos que influyen en el resultado de la cirugía.

El resultado será exitoso si el paciente está bien estudiado y las pruebas diagnósticas realizadas son las correctas. Por ejemplo, y como se ha expuesto con anterioridad en el blog, a un paciente con trastorno motor, lo primero que hay que hacer es una manometría y descartar o confirmar una acalasia, independientemente de que padezcan hernia de hiato. Pues si a un paciente con hernia de hiato con trastorno motor le realizamos una funduplicatura tipo Nissen el fracaso de la intervención está garantizado y los problemas que presentará el enfermo serán mayores que antes de operarse.

En cuanto a la técnica quirúrgica, la realización de una endoscopia durante la cirugía de la acalasia  garantiza la sección completa de las fibras circulares responsables de la disfagia (dificultad para comer)

De no realizar la endoscopia intraoperatoria el riesgo de que fracase la intervención es más alto.

La preparación anestésica y la limpieza de los restos alimentarios en caso de disfagia, para evitar una broncoaspiración (complicación grave) ya sea por acalasia, divertículos o cáncer de esófago es obligado antes de la cirugía.

Un sinfín de detalles como estos, justifica la difusión de los conocimientos médicos en beneficio de los pacientes.

En respuesta a las enfermedades que se pueden tratar por cirugía laparoscópica y que en el curso verán realizar operaciones en directo, entre otras tenemos:

Así una larga lista que analizaremos en profundidad.



Hace unos días, leía un anuncio de cierre por vacaciones de un establecimiento. Rezaba el siguiente texto “Cerramos del  1 al 15. No voy de vacaciones, voy con mi mujer” Y algo así me ha ocurrido a mí durante estas vacaciones, que podría resumir diciendo “Cerramos del 11 al 25 de agosto, solo urgencias”; pues el sábado 16 de agosto, operamos  en el Centro de Granada a una paciente de nacionalidad inglesa, residente en Málaga,  afecta de cáncer de esófago y que estaba preocupada por su enfermedad y por cuando podríamos realizarle la cirugía.

El cáncer de esófago es uno de los que peor pronóstico médico tiene. Los resultados y el pronóstico son tanto mejores cuanto antes se diagnostique y opere quien lo padece.

Es una cirugía que clásicamente y en la mayoría de los hospitales  en la actualidad, se realiza abriendo el abdomen, el tórax y el cuello. Es una cirugía difícil y compleja, que precisa de transfusiones, UCI, presenta muchas complicaciones y por término medio, los enfermos operados se pasan entre veinte días y un mes ingresados.

Nosotros realizamos la cirugía por mediastinoscopia.  Mediante cinco pequeños puntos en el abdomen, preparamos el estómago, abrimos el mediastino y limpiamos el cáncer de esófago y los ganglios por donde puede extenderse; subiendo el estómago al cuello, a través del cual mediante una pequeña incisión (tal y como pueden ver en la foto), se extrajo todo lo limpiado, esófago incluido y se realizó la anastomosis (empalme) para que 72 horas después, la paciente pudiera comer.

La cirugía realizada por el equipo de Centro Laparoscópico Dr. Ballesta en Granada, duró cuatro horas. La paciente salió del quirófano hablando y se marchó de alta a los cinco días de la cirugía.

Cáncer de esófago

¿Cómo puede haber tanta diferencia entre una cirugía laparoscópica y otra abierta?
Muy simple, la forma de realizarla; ya que la cirugía es la misma, con una u otra técnica.

La cirugía laparoscópica tiene las siguientes ventajas:
Al no abrir el tórax y abdomen, el dolor, riesgo de infecciones de heridas, infecciones respiratorias, son menores o no existen.

Al realizar la operación con lentes de aumento (laparoscopio) los vasos y estructuras se ven con más precisión y el riesgo de hemorragias y necesidad de transfusión disminuye. Las anastomosis son más precisas y el riesgo de fístulas es menor.

Pero lo más importante es que al no destruir tejidos ni ser un procedimiento agresivo, no altera la inmunidad, por lo que los tratamientos complementarios de quimio-radio, se pueden aplicar antes.

Como inconveniente, hay que decir que es una cirugía difícil de hacer y solo al alcance de equipos especializados y con mucha experiencia. De lo contrario puede ser una cirugía de alto riesgo (Es como si una persona no preparada se pone a conducir un coche de Fórmula 1)

Podemos concluir, “No estaba de vacaciones, estaba operando



Hace trece años, en el 2001, realizamos en Arequipa el mejor curso de cirugía laparoscópica en vivo realizado nunca en el Perú.

Cirugía en directo en Arequipa, Perú.

Se operaron 28 cirugías laparoscópicas en directo; desde cánceres complejos, hasta hernia de estómago y piedras en el coledoco. A petición de las autoridades sanitarias del Perú, del director del hospital y de los médicos y enfermeras que se operaron en aquel curso, trece años después todos ellos “perfectos” y agradecidos, repetiremos el curso el próximo año 2015.

Se trata de realizar las cirugías más complejas y a la vez estimular a los jóvenes a que avancen en la cirugía laparoscópica. Daremos a conocer las operaciones que antes no se hacían y hoy son el presente y futuro de la cirugía: como la obesidad y la diabetes.

Presentación de cirugía en directo

Junto a estas enfermedades, pandemia del siglo XXI, se realizará cirugía del cáncer de esófago, estómago y colon. Patologías benignas como la hernia de estómago, o la colodoco litiasis también serán operadas en directo durante el curso, que durará una semana.

Toda la sociedad médica de Arequipa, empezando por el Presidente del Colegio de Médicos, el Director del Hospital Honorio Delgado Espinoza y los demás hospitales de la región se unirán para aportar medios y pacientes.

El Dr. Carlos Ballesta junto a los ponentes

Durante los próximos meses se creará una página web del curso donde se aporte toda la información sobre el mismo, donde nos podrán seguir y contactar para participar.

Desde ya nos ponemos a trabajar para que el próximo curso sea cuanto menos igual que el de hace trece años.

¡Por falta de ilusión y esfuerzo no será!

Centro Laparoscópico Dr. Ballesta
Dr. Carlos Ballesta