anisakis.jpg

Al iniciar las vacaciones de verano, con los primeros días del mes de agosto, queremos dejaros unos consejos relacionados con la comida que pueden ser de utilidad. La movilidad, relajación de hábitos alimentarios y el menor control sobre el consumo de carne y pescado, pueden producirnos problemas indeseados con las espinas, huesecillos o parásitos (Anisakis)

El atragantamiento por la ingestión de pequeños huesos de animales de caza o grandes espinas de pescado puede producirse de forma involuntaria. Es muy habitual que estos cuerpos se claven o bloqueen el esófago o cardias, produciendo dolor detrás del esternón y aumento de la secreción de saliva. En este caso, la ingesta de pan o fibra (ensalada o verdura) puede ayudar a solucionar el problema. En caso de no ser así, hay que realizar una endoscopia para extraer el cuerpo extraño ingerido.

Si pasa al esófago y el estómago, puede impactarse en el intestino llegando a producir en los casos extremos, obstrucción o perforación intestinal, precisando cirugía de urgencia. Así nos ha ocurrido con la ingesta de espina de pescado o la obstrucción por Anisakis.

La clínica o síntomas que aparecen es dolor abdominal o en el punto donde se produce el problema. Este dolor será más o menos intenso dependiendo de la gravedad del problema.

Para realizar el diagnóstico o localizar el punto donde está el problema, es obligado realizar un TC incluso con contraste (enlazar con imágenes del TC en espina  y Anisakis).
tUMORACIÓN EPIPLÓICA CON ESPINA DE PESCADO DENTRO Y VISIÓN DE LA ESPINA UNA VEZ EXTIRPADA

Cuando es necesaria la cirugía, tanto si es electiva como si  es de urgencia, el método por laparoscopia tiene claras ventajas sobre la cirugía abierta.

Si quieres saber más sobre todas las operaciones que hemos llevado a cabo en el Centro Laparoscópico Dr. Ballesta síguenos en redes sociales y en nuestro blog.



Hace tiempo que los cirujanos, de tanto en tanto, venimos operando casos de Anisakis. Hoy, toda la prensa y radio de España viene alertando del exceso de este parásito y las necesidades de congelar el pescado antes de consumirlo crudo o marinado, y de no consumirlo si no se ha tomado esta precaución.

Independientemente de los consejos sanitarios quiero comentar el último caso tratado hace solo dos semanas, y en cuyas imágenes podrán ver el parásito.

detalle del anisakis

Se trataba de una paciente operada de hernia de hiato hace años, que acudió a urgencias por dolor abdominal difuso (por toda la barriga) nauseas y vómitos, que en las últimas 48 horas se había localizado el dolor en el bajo vientre con distensión (hinchazón) abdominal.

La exploración orientaba hacia un cuadro oclusivo (taponamiento) y al explorarla reflejaba dolor en Epigastrio (boca del estómago) y en Fosa Ilíaca derecha (donde está el apéndice) Junto a la analítica se le realizó un TAC abdominal que describió una inflamación de la parte distal del intestino delgado, que dificultaba parcialmente el paso de los alimentos y del estómago que estaba inflamado como cuando hay un cáncer. (Ver las imágenes marcadas en el TAC con una flecha)

La realización de una gastroscopia confirmó el diagnóstico al ver directamente al parásito. (Una especie de lombriz blanca)

Diagnostico: Anisakiasis gástrica

El tratamiento inmediato, sacar los parásitos por endoscopia permitió solucionar el problema, en este caso sin necesidad de operación, con ingreso y medicación.

La cirugía por Anisakis es de urgencia, generalmente oclusión intestinal, confundiéndose con la enfermedad inflamatoria intestinal y confirmando el diagnóstico la resección del intestino donde están los nidos de parásitos, que se meten dentro de la pared gástrica e intestinal. Además se ha de añadir medicación, después de la cirugía.

Les dejo con estas imágenes curiosas de la endoscopia y del TAC

Centro Laparoscópico Dr. Ballesta
Dr. Carlos Ballesta