Hace unos días acudió a la consulta un  joven de 32 años operado de Hernia de estomago y esofagitis de reflujo hacia ocho meses.

Inmediatamente después de la operación presento dificultad para tragar que se acompaño de pérdida de 22kg de peso en este periodo de tiempo.

Estudiado correctamente, se le diagnostico de estenosis secundario a funduplicatura de Nissen y se le realizaron dos dilataciones endoscópicas con balón sin éxito.

El paciente persiste con la misma dificultad para tragar como se aprecia en la radiografía y solo tolera la ingesta de líquidos y triturados con dificultad.

¿Ante esta situación, que se le puede ofrecer al paciente?

En primer lugar se le ha de informar que la única solución es una reoperación por laparoscopia (volver a operar).

Se ha de insistir que las reoperaciones sobre el hiato, son más difíciles y dan más problemas que la operación primera. Por eso la importancia de que se realicen en centros y equipos con amplia experiencia en esta cirugía (de hernia de estómago) y en reoperaciones de estas características. Pues la necesidad de una tercera operación (si fracasara esta segunda) sería aun más compleja y de resultado más incierto.

En segundo lugar, hay que desmontar la operación realizada con cuidado de no perforar ni lesionar el esófago y transformar el Nissen (funduplicatura completa) en una funduplicatura parcial, cuya variante estará en relación con el grado de dilatación y motilidad esofágica, generalmente la operación en que se transforma es un Toupet.

Los detalles técnicos de la operación no son motivo de este post, pero no son nada baladíes en la resolución del problema y el éxito final de la intervención.

Por eso insistimos en la importancia de la experiencia de los centros y equipos que realice estas operaciones.

IMG_1848



Es muy común recibir consultas de personas que operadas por laparotomía (abriendo el abdomen) han presentado alguna complicación o problema por el cual han de ser operados otra vez.

La pregunta siempre es la misma: el cirujano me ha dicho que al haber sido operado por cirugía abierta ahora no me pueden operar por laparoscopia (menos agresivo) ¿Es cierto?

La respuesta es NO, y les dejamos como ejemplo el caso de un paciente de 41 años que habiendo sido operado por laparotomía (abierto) del páncreas, le quedó una secuela: un pseudoquiste de páncreas.

Esta cirugía, que les mostramos en fotos, está considerada una cirugía de alta complejidad tratada solo por laparoscopia en las unidades de hígado y páncreas de los hospitales más importantes de cada comunidad y no en todos.

Al paciente que les mostramos, lo reoperamos por laparoscopia (sin abrirlo) solucionando el problema del páncreas y siendo dado de alta a los tres días de la intervención con dos pequeños drenajes que se ven en la foto y que se retiraron a los cinco días, con excelentes resultados quirúrgicos y estéticos.

La posibilidad de hacer operaciones por laparoscopia, a pacientes que ya han sido operados por vía abierta, depende de varios parámetros.

El primero y más importante es la experiencia del cirujano y del equipo quirúrgico en cirugía laparoscópica.

El segundo, que se realice en un centro especializado; pues esto garantiza que está perfectamente equipado con todo el material e instrumental necesario para resolver el problema de esa cirugía.

Tercero, que el hospital disponga de todos los servicios necesarios para las cirugías más complejas: UCI, banco de sangre y todo tipo de servicios por si en algún caso fuese necesario utilizarlos.

El Centro que dirijo ha sido siempre consciente que para obtener los mejores resultados, es necesario reunir los puntos anteriores. Este es el motivo de que Centro Laparoscópico Dr. Ballesta esté considerado como Centro de Excelencia y referencia a nivel nacional e internacional, pudiendo realizar las cirugías que otros dicen no realizables; de lo cual nos sentimos muy orgullosos.

Pancreas sano con pseudoquiste al fondo.
Pancreas sano con pseudoquiste al fondo.
Disección del pseudoquiste.
Disección del pseudoquiste.
Limpieza del interior de pseudoquiste antes de quitarlo.
Limpieza del interior de pseudoquiste antes de quitarlo.
Extirpación del pseudoquiste.
Extirpación del pseudoquiste.
Colocación de drenaje una vez finalizada la extirpación.
Colocación de drenaje una vez finalizada la extirpación.
Estado de la piel con la antigua cicatriz y los drenajes sobre ella. Puntos de entrada para hacer la laparoscopia.
Estado de la piel con la antigua cicatriz y los drenajes sobre ella. Puntos de entrada para hacer la laparoscopia.