Ayer  05/02/18 grabamos en el Parque Tecnológico de la Salud (PTS) de Granada, un programa de investigación científica que se emitirá en las próximas semanas a través del programa ConCiencia de Canal Sur.

Se analizaron los últimos avances en cirugía laparoscópica, obesidad y diabetes.

El Centro Laparoscópico Dr. Ballesta, único centro en Andalucía acreditado como Centro de Excelencia por la IFSO (Federación Internacional de la Cirugía de la Obesidad y Enfermedades Metabólicas) marcó las pautas e indicaciones para la cura de la diabetes tipo 2, mediante la realización por laparoscopia de un by-pass metabólico.

En el programa se analiza el futuro de la cirugía laparoscópica, partiendo de la situación actual.

Es un programa de especial interés científico que no debéis dejar de ver.

1

5


IMG_7078-copia-1200x855.jpg

Los problemas de corazón en el paciente con obesidad mórbida son más comunes de lo que la población se imagina. Solo un dato que publicamos hace años en la Revista Americana de Cardiología es suficientemente demostrativo: “Mas de la mitad de los súper obesos tienen lesiones cardíacas en el momento del estudio”

Todos quedamos impresionados cuando nos informan de que un conocido ha sufrido un infarto. Inmediatamente preguntamos ¿Fumaba? Sin tener en consideración que la obesidad y el sobrepeso causan más infartos que el tabaco y son causa directa del infarto.



CIRUGIA COMBINADA

Cuando se padecen dos patologías diferentes que responden a operación, es común que el paciente que las padece se haga la misma pregunta:

¿Puedo hacerme las dos operaciones a la vez?

Presentamos el caso de un paciente que ingresa de urgencias por hemorragia aguda (vómitos de sangre) e hipotensión (mareo y pérdida de conciencia)

Se le realiza una gastroscopia (ver foto) que muestra tumor gástrico ulcerado responsable de la hemorragia.

El enfermo es diabético tipo 2 medicación dependiente.

Después de un estudio en profundidad y recuperada la situación hemodinámica del paciente, se plantea realizar solo la operación de tumor gástrico, o dado que este no tiene riesgos de malignidad, asociar una cirugía que le permita perder peso y curar la diabetes.

Esta segunda opción, que es la que nosotros preferimos es preciso siempre adaptarla a las condiciones específicas de cada enfermo.

La elección de la técnica a realizar dependerá de las enfermedades que se asocien y de las características de las mismas.

Ha de ser siempre la experiencia del cirujano, las enfermedades que presenta el paciente; y la importancia de estas, las que marquen la conducta a seguir.

Es común y generalmente aceptado asociar en una misma operación la curación de la hernia del estómago y las piedras en la vesícula (si se padecen las dos enfermedades) Pero es más discutible y de ahí la importancia de este post, asociar las cirugías cuando son enfermedades inflamatorias o tumores benignos.

En este caso, el primer objetivo es quitar el tumor que produjo la hemorragia; por lo que la segunda cirugía estará condicionada a la primera.

La cirugía de la diabetes tipo 2, es un procedimiento consolidado a nivel internacional; si bien el procedimiento que nosotros hemos preconizado hace años es el by-pass metabólico, frente al sleeve o manga gástrica (por su mayor índice de curación);  en este caso, la existencia del tumor aconseja realizar un sleeve.

2017-11-02-PHOTO-00004891


IMG_0032.jpeg

La cirugía de la obesidad y diabetes, se considera y lo es, una cirugía mayor o compleja, lo que comporta que en cada hospital sea un reducido número de cirujanos los que la realizan.

La Sociedad Española de Cirugía de la Obesidad (SECO), miembro de la IFSO (Federación Internacional de la Cirugía de la Obesidad y Enfermedades Metabólicas), preocupada por los riesgos y resultados en España, organiza cursos de formación entre sus miembros para que estos alcancen y se aproximen a los resultados que exige la IFSO para su acreditación.

Aún son muy pocos los centros y/o hospitales españoles que alcanzan esa acreditación (Centro de Excelencia en Cirugía Bariátrica y Metabólica), no obstante, aún estando acreditados, como es nuestro caso, han de ser muchas las medidas y detalles que hay que controlar en esta cirugía para conseguir los estándares de la IFSO: mortalidad por debajo del 1% y complicaciones inferiores al 10%.

A continuación exponemos las medidas aplicadas en CLB para alcanzar los resultados deseados:

0% de mortalidad y menos del 10% de complicaciones.

Las causas más comunes de complicación en cirugía bariátrica y metabólica, son, en función de su gravedad:

  • Fístulas
  • Hemorragias
  • Tromboembolismo
  • Oclusión/Dilatación gastrointestinal.
  • Infección de los orificios de los trócares.
  • Atelectasia pulmonar.

Con el fin de reducir/minimizar la incidencia de estas complicaciones, se proponen las siguientes medidas:

Fístulas: Una vez terminada la intervención, comprobación, con azul de metileno intraoperatorio con colaboración del anestesista, mediante sonda orogástrica; de la estanqueidad de las suturas y la ausencia de fugas (mediante visión directa)

A las 24 horas de la cirugía y previo al inicio de la ingesta oral, realización de tránsito digestivo con gastrografín.

Hemorragia: Finalizada la intervención, comprobación visual de las líneas de corte (grapadoras), hemostasia de posibles puntos de sangrado y aplicación local y/o general de ácido tranexánico (amchafibrin). Colocación de un drenaje testigo en cavidad abdominal que se retirará a las 24 horas de la intervención.

Tromboembolismo: Se realizará profilaxis tromboembólica con heparina que se iniciará antes de la cirugía y se mantendrá diez días después del alta hospitalaria.

Oclusión/Dilatación gástrica: Comprobación intraoperaotira del paso al asa distal (común del by-pass gástrico) Colocación de sonda naso entérica descompresiva hasta el inicio de la dieta oral (de esta forma se intenta evitar/reducir, el riesgo de dilatación gástrica y reoperación para colocar gastrostomía), que algunos expertos como Fobbi, colocan sistemáticamente y que no se debe retirar hasta transcurridas cuatro semanas de su colocación.

En los diabéticos añadir eritromicina i.v. para mejorar la motilidad gástrica y evitar la gastroplejia que presentan estos pacientes.

Infecciones de pared (orificios de trocar): Realizar profilaxis antibiótica, según protocolo.

Atelectasias pulmonares: Trabajar a baja presión y fisioterapia respiratoria (Triflow en el postoperatorio inmediato).