5 motivos por los cuales NO SE DEBEN REALIZAR procedimientos ENDOSCÓPICOS (POSE, REPOSE o ROSE) para el tratamiento de la OBESIDAD

23 junio, 2016 1
POSE1.jpg

Una vez más, tenemos que manifestarnos en contra de los procedimientos endoscópicos  para el tratamiento de la obesidad, y me gustaría resaltar los 5 motivos por los que no se deben realizar el POSE, REPOSE o ROSE para el tratamiento de la obesidad.

Y es que recientemente hemos intervenido en Centro Laparoscópico Ballesta a una paciente que anteriormente había sido tratada mediante sutura endoscópica (por la boca) y quemadura con láser, para reducir la capacidad del estómago (POSE, REPOSE o ROSE).

Siempre hemos dicho que estos procedimientos, además de no ser efectivos para perder peso, son peligrosos por sus consecuencias: sangrado, perforaciones, etc…, difíciles de diagnosticar mientras se realiza la técnica por vía endoscópica.

Esta paciente presentaba tal cantidad de adherencias, pegaduras y perforación (penetración de los alambres con los que se había realizado la reducción) que una cirugía en la que se suele tardar hora y media, tardamos cuatro horas. Afortunadamente todo salió bien y a los dos días estaba recuperándose en casa. (Incluimos unas imágenes en las que se puede ver el dispositivo que se coloca y que tuvimos que retirar).

Por todo lo anterior y en base a nuestra experiencia, podemos concluir que son varios los motivos por los que no se deben realizar procedimientos endoscópicos para el tratamiento de la obesidad:

1.-Los procedimientos endoscópicos para perder peso son ineficaces por no mantener la pérdida de peso en el tiempo más de dos años. En el primer año ya se ha recuperado el peso perdido.

2.-Son más peligrosos que la cirugía de la obesidad, al no poder controlar sus complicaciones.

3.-El material utilizado (parte metálica o de plástico) perfora la pared gástrica y produce pegaduras en los órganos vecinos: estómago, intestino, bazo, etc.. que se traducen en molestias abdominales de difícil tratamiento y control.

4.-Hacen más compleja y difícil la cirugía laparoscópica como tratamiento definitivo de la obesidad.

5.-Por lógica si la cirugía se realiza en todos los hospitales públicos de España, este procedimiento (supuestamente más sencillo y económico) también debería realizarse, y sin embargo no se hace en ninguno ¿Por qué será si el coste total, entre anestesia, quirófano y equipo médico, es prácticamente el mismo que el de una cirugía radical y efectiva?.

Nuestro consejo es que si se ha realizado un POSE, REPOSE o ROSE, y ante el fracaso del mismo decide realizarse un tratamiento definitivo; ELIJA UN CENTRO CON AMPLIA EXPERIENCIA para operarse, con el fin de evitar riesgos y complicaciones.


One comment

  • ponsshan1

    28 junio, 2016 at 13:23

    Dejo mi testimonio para dar fe de lo que relata el Doctor Ballesta. Después de un bypass gástrico hace 14 años, en el que, por el paso del tiempo, se me había ensanchado el reservorio y la anastomosis gastroyeyunal, siendo mayor de 20 mm, fui reintervenido de ROSE hace un año y dos meses. Es cierto que durante los tres primeros meses me fue muy bien, y perdí 20 de los 25 kg que había reganado con el paso de los años, pero pasados 6 meses de la intervención, perdido el “miedo” y el respeto comencé a ganar peso de nuevo. Es verdad que no lo he recuperado todo, 7 kg, de los 20 que perdí, pero luchando a muerte por no seguir reganando. Y es verdad que la sensación de saciedad temprana no la he recuperado en ningún momento, ni al principio ni en medio ni al final. A nivel de saciedad y capacidad de comer estoy exactamente igual que antes del ROSE. Y 7500 euros a la basura. No me arrepiento de haberlo intentado, al final es una alternativa, en teoría, por endoscopia, menos agresiva que una nueva cirugía, tenía que intentarlo. Pero solo dejo mi testimonio por si puede servir de ayuda a otras personas que se lo estén pensando. Un saludo a todos.

Leave a Reply